El Ministerio Federal de Relaciones Exteriores externaliza tareas

La Oficina Federal de Relaciones Exteriores se encarga ahora de las tareas administrativas, a fin de que el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores pueda centrarse en su actividad principal.

Auswärtiges Amt
dpa

Berlín (dpa) - Por primera vez en sus 150 años de historia, el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores será apoyado por un organismo subordinado. A partir de ahora, la Oficina Federal de Relaciones Exteriores (“Bundesamt für Auswärtige Angelegenheiten“) se encarga desde su sede en Brandenburg an der Havel de la asignación de fondos para proyectos de ayuda humanitaria, visados para profesionales del extranjero, cuestiones de personal y la gestión de bienes inmuebles fuera de Alemania. "Para una política exterior efectiva, es importante que estas tareas se aborden de la manera más profesional y eficiente posible", señaló el ministro de Asuntos Exteriores alemán Heiko Maas, explicando la creación del nuevo organismo, que comenzó su trabajo el lunes.

La oficina federal, ubicada a solo unos 70 kilómetros de la sede del Ministerio en Berlín, comenzará con 80 empleados, la mitad de los cuales trabajarán inicialmente en Brandenburgo. Hasta 2025, se espera que el número sea de entre 700 y 1000. A diferencia de los diplomáticos del Ministerio de Relaciones Exteriores, el personal del nuevo organismo estará destinado permanentemente en un lugar y no rotará cada pocos años entre Berlín y las más de 200 misiones diplomáticas en el extranjero en todo el mundo. Con esta externalización de tareas, el Ministerio espera poder centrarse aún más en su actividad principal.