"Es una vergüenza"

La canciller alemana, Angela Merkel, tomó clara posición contra los ataques a la vida judía en Alemania.

Zentralrat der Juden feiert 70 Jahre
dpa

Berlín, 15 sep (dpa) - La canciller alemana, Angela Merkel, tomó clara posición contra los ataques a la vida judía en Alemania, en una ceremonia celebrada hoy en Berlín con motivo del 70 aniversario de la fundación del Consejo Central de los Judíos de Alemania.

"Es una vergüenza, y me afecta de manera profunda, la forma en la que el racismo y el antisemitismo se están manifestando en nuestro país en estos tiempos", dijo Merkel.

La mandataria germana reconoció que el racismo y el antisemitismo nunca habían desaparecido. "Pero desde hace algún tiempo se manifiestan de modo más visible y desinhibido", señaló, a la vez que acotó que los ciudadanos judíos son objeto abiertamente de insultos, amenazas o teorías de conspiración.

"En las redes sociales, muchos comentarios están llenos de odio y agitación (social). Nunca debemos permanecer en silencio frente a esto", añadió.

Merkel advirtió que las palabras pueden convertirse rápidamente en hechos, como lo demostró de "manera particularmente horrorosa" el ataque a la sinagoga de Halle el año pasado.

Unas 50 personas celebraban allí el Día del Perdón (Yom Kipur), la mayor fiesta judía, cuando el atacante intentó ingresar fuertemente armado con el objetivo de causar un baño de sangre.

Afortunadamente, la puerta resistió el ataque, pero el hombre disparó y mató primero a una transeúnte de 40 años y luego a un joven en un establecimiento de comida turca cercano.

"El antisemitismo es un ataque a las personas", sostuvo Merkel, y agregó que el ataque iba dirigido contra la dignidad del individuo y que debe ser combatido con decisión.

Añadió que la educación y la enseñanza, al igual que la voluntad de entablar un diálogo, son los medios más importantes para prevenir los prejuicios, el racismo y el antisemitismo.

"Pero allí donde la educación y la información no son suficientes, se requiere el imperio de la ley con toda la consistencia de nuestro derecho penal", manifestó Merkel.

 

El Consejo Central de los Judíos de Alemania fue fundado el 19 de julio de 1950 en Fráncfort y representa, como organización central, los intereses políticos y sociales de 23 asociaciones regionales y 105 comunidades judías con alrededor de 100.000 miembros en el país.

 

A partir de 1951 tuvo su sede en Düsseldorf, en 1985 se trasladó a Bonn, y desde 1999 la tiene en Berlín.

 

En los últimos años también se han registrado cada vez más incidentes antisemitas en Alemania, los más recientes tuvieron lugar en las protestas contra las medidas implantadas a causa del coronavirus.

 

Según el Centro de Investigación e Información sobre el Antisemitismo (RIAS), las referencias antisemitas al nacionalsocialismo o el empleo de mitos de teoría de conspiración antisemitas son considerados incidentes antisemitas.