Conversaciones del Gobierno alemán con China

Sexta consulta gubernamental germano-china: A pesar de las numerosas diferencias, Alemania busca puntos comunes en el diálogo con China.

News
dpa

Berlín/Pekín (dpa) - A pesar de sus diferencias con China, Alemania busca puntos comunes en su diálogo con Pekín. En las consultas intergubernamentales germano-chinas celebradas este miércoles, la canciller Angela Merkel ha intentado avanzar en la difícil relación con el primer ministro chino Li Keqiang. Se trata de la sexta ronda de conversaciones, las cuales se celebran en este gran formato cada dos años desde 2011 y en las que también se reúnen los miembros del consejo de ministros para realizar consultas. Esta vez, por primera vez, sólo mediante videoconferencias debido a la pandemia.

"Se trata de invertir en las relaciones incluso en tiempos de conflictividad y mantener la agenda de cooperación", señaló Mikko Huotari, director del Instituto de China Merics, con sede en Berlín.
China se está posicionando "más como competidor y rival", añadió. Sin embargo, debido a los estrechos lazos entre la economía alemana y China, la política alemana en relación con China no quiere desvincularse, sino que, por el contrario, trata de "hacer posible aún más China".

Las diferencias entre Alemania y China se centran en la dura postura de China en Hong Kong y en sus amenazas hacia Taiwán y en el disputado Mar de China Meridional. Las relaciones también se resienten por los problemas que tienen empresas alemanas con las estrictas restricciones de ingreso a China a causa de la pandemia. Las empresas se quejan de la falta de visados, de cambios en la normativa con poca antelación y, en algunos casos, de los inaceptables hoteles previstos para la cuarentena forzosa de dos semanas a la entrada.

Al margen de todos los desacuerdos, el Gobierno alemán desea lograr progresos concretos en temas importantes para ambas partes, como el medio ambiente, el clima y las relaciones económicas. El portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, calificó las relaciones de "dinámicas, densas y diversas". Sin entrar en las diferencias, el portavoz de la Oficina de Asuntos Exteriores de China, Wang Wenbin, habló de un "buen impulso en la cooperación bilateral" que debe avanzar.