Alemania invita a Trump a cambiar de opinión sobre aranceles

En 2017, se exportaron desde Alemania a Estados Unidos casi 500 mil automóviles, más de un cuarto menos que en 2013.

Brigitte Zypries
Ministra de Economía de Alemania, Brigitte Zypries dpa

La ministra de economía alemana, Brigitte Zypries, pidió hoy (04.03.2018) moderación después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazara con imponer aranceles a los vehículos fabricados en la Unión Europea (UE).

"Espero que el presidente de Estados Unidos escuche las numerosas voces sensibles de su país y cambie de opinión", dijo Zypries, miembro del Partido Socialdemócrata (SPD).

"El presidente Trump quiere jugar a un juego que nadie puede ganar", destacó Zypries. Añadió que imponer cada vez más tasas a más productos podría poner en peligro el comercio libre y la prosperidad.

Por su parte, el presidente de la asociación alemana de la industria automotriz (VDA), Bernhard Mattes, expresó que se debe evitar a toda costa una guerra comercial entre Estados Unidos y Europa.

"En este tipo de guerra comercial solo hay perdedores, en todos los bandos", declaró hoy Mattes a la agencia alemana DPA.

Al mismo tiempo, destacó que la industria está observando la disputa con preocupación.

Mattes explicó que los fabricantes alemanes de automóviles han expandido su producción en Estados Unidos durante años, dado trabajo a mucha más gente allí y reducido las exportaciones al país norteamericano.

El año pasado, se exportaron desde Alemania a Estados Unidos unos 494.000 automóviles, más de un cuarto menos que en 2013, indicó Mattes.

En 2017, se vendieron en Estados Unidos unos 1,35 millones de coches alemanes nuevos, un incremento de alrededor del 1 %, según la VDA.

Trump amenazó el sábado a la UE con aplicar aranceles a los automóviles si el bloque aumentaba las tasas para las empresas de su país. "Hacen que sea imposible vender allí nuestros vehículos (y más). ¡Un gran desequilibrio comercial!", escribió en Twitter.

Trump ya había anunciado el jueves sus planes de aplicar aranceles del 25 % al acero importado y del 10 % al aluminio, lo que provocó que los socios comerciales amenazaran con represalias. (Dpa)

RRR (Dpa/Deutschlandfunk).