Merkel, a Washington con tareas complejas por resolver

La canciller alemana parte hoy hacia Washington para realizar visita de trabajo ante conflicto comercial con EE. UU.

Angela Merkel y Donald Trump
dpa

Además, el presidente estadounidense, Donald Trump, rechaza el acuerdo nuclear con Irán de telón de fondo.

La canciller alemana es la segunda líder europea que se reúne esta semana con el presidente Donald Trump tras la visita de Estado realizada por el presidente francés, Emmanuel Macron.

El encuentro contrasta con el de Macron, que fue recibido con todos los honores durante tres días. Para Merkel están previstas solo dos horas y media en esta segunda visita al actual inquilino de la Casa Blanca.

Sin embargo, la líder alemana no se cansa de afirmar que los lazos de su país con Estados Unidos son vitales aún cuando existan diferencias con Trump.

La reunión se produce este viernes (27.04.2018), a pocos días del 1 de mayo, fecha hasta la cual los países de la Unión Europea están eximidos de pagar aranceles a las exportaciones de acero y aluminio a Estados Unidos.

En Alemania hay pocas esperanzas de poder solucionar el conflicto. "Es probable que los aranceles se empiecen a aplicar el 1 de mayo", señalaron hoy fuentes del Ejecutivo en Berlín.

Además, Trump quiere decidir hasta el 12 de mayo si prorroga aún más el levantamiento de las sanciones relacionadas con el convenio que mantiene a raya las ambiciones de Teherán de convertirse en potencia atómica.

Durante la visita de Macron, Trump calificó de "desastre" el acuerdo alcanzado con Irán, mientras que el mandatario galo propuso discutir un pacto de mayor alcance.

El coordinador de cooperación transatlántica en el Ministerio alemán del Exterior, Peter Beyer, opinó que la mejor forma para Merkel de abordar al presidente estadounidense es actuando de forma coordinada con Macron.

"Aún cuando Macron y Merkel asumen papeles diferentes, tienen objetivos comunes y una forma de actuar consensuada", dijo al diario Kölner Stadt-Anzeiger.

"Macron es más cercano a Trump a nivel personal" y Merkel puede avanzar más en los temas por su tenacidad y pragmatismo, explicó. "Merkel y Macron pueden trabajar muy bien en un tándem".

La mayoría de los alemanes son más bien pesimistas sobre las relaciones con Washington desde la llegada de Trump al poder, señala un sondeo publicado hoy por el grupo editorial Funke.

Un 47,3 por ciento cree que los lazos entre Alemania y Estados Unidos más bien han empeorado y un 20,8 por ciento estiman que se han deteriorado sensiblemente, arrojó la encuesta. Sólo un 5,7 por ciento opinó que las relaciones habían mejorado y un 21,6 por ciento dijo no percibir cambios.

CP (efe, rtr)