Quién gobierna Alemania y qué importa a los políticos

Muchos importantes temas y proyectos se hallan en la agenda del Gobierno federal.

El Bundestag tiene, entre otras, la tarea de aprobar leyes
El Bundestag tiene, entre otras, la tarea de aprobar leyes Getty Images/Stringer

Desde las elecciones para el Bundestag de 2013, Alemania es gobernada por una “Gran coalición”, conformada por los partidos políticos CDU/CSU y SPD. Gobiernos de coalición son característicos del sistema político alemán. Hasta ahora, solo una vez –a comienzos de los años 1960– un partido político logró formar solo el Gobierno. Jefa de Gobierno es desde 2005 la canciller federal Dra. Angela Merkel, presidenta de la CDU, en su cuarto periodo. En su función orienta los lineamientos de la política alemana. Angela Merkel es la primera mujer en ese cargo en la historia de la República Federal de Alemania. Pasó su infancia en la RDA y es doctora en Física.

El Gobierno está compuesto por la canciller federal, 14 ministros y el jefe de la cancillería federal. Al SPD pertenecen, entre otros, el ministro de Finanzas y vicecanciller federal, Olaf Scholz, y el ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, uno de los más experimentados políticos alemanes. En esos acuerdos, los gobiernos de coalición conciertan antes de asumir la responsabilidad común de gobierno los objetivos políticos que quieren alcanzar en el correspondiente periodo legislativo.

El Gobierno alemán se ve confrontado con grandes desafíos. Junto con las políticas social y ambiental, una de las tareas más importantes actualmente es encauzar la masiva llegada de refugiados. En 2015 llegaron a Alemania bastante más de 800.000 personas en busca de asilo. En su mayoría, esas personas provienen de regiones de crisis y conflictos, sobre todo de Siria. Alemania reconoce su responsabilidad humanitaria ante seres humanos que debieron huir de su patria. El Gobierno alemán trabaja a varios niveles para lograr una solución internacional y sobre todo europea en el plano de la política de inmigración y con respecto a los refugiados. Simultáneamente aboga por luchar prácticamente contra las causas de la huida.