Tecnología inteligente

Conducción autónoma y ropa inteligente: de cómo el Centro Alemán de Investigación en Inteligencia Artificial (DFKI) contribuye a las soluciones del futuro.

Autonomes Fahren: Computer übernehmen das Steuer
Daimler AG

Alemania. Estudian la cooperación entre ser humano y robot, crean centros de excelencia en temas tan diversos como la conducción autónoma y deep learning (aprendizaje profundo), y ponen a prueba en "Living Labs" las ciudades y fábricas del futuro. Y eso es solo una pequeña parte del trabajo del Centro Alemán de Investigación en Inteligencia Artificial (DFKI).

¿Dónde opera el Centro Alemán de Investigación para la Inteligencia Artificial?

En sus tres sedes de Kaiserslautern, Saarbrücken, Bremen, pero también fuera de Alemania: cerca de 1000 colaboradores de DFKI de más de 60 naciones trabajan actualmente en más de 295 proyectos de investigación. En 18 áreas y grupos de investigación, diez centros de competencia y siete Living Labs desarrollan funciones de productos, prototipos y soluciones patentables para tecnologías de información y comunicación.

¿Qué aporta esta investigación?

En el Language Technology Lab, por ejemplo, se enseña a máquinas el lenguaje humano, un factor decisivo en la interacción entre humanos y robots. Como socio del proyecto IUNO, DFKI se ocupa de la seguridad de sistemas informáticos en la industria 4.0. De la seguridad también se trata en el desarrollo de una nueva plataforma de revisión técnica para módulos de inteligencia artificial en vehículos autónomos. Al igual que el "cuerpo" del automóvil, es decir la carrocería, el motor y todos los componentes, también el "cerebro" será sometido en el futuro a una revisión técnica. Un ejemplo de cooperación internacional de amplio alcance es la iniciativa europea EASY-IMP para el intercambio científico de innovaciones en materia de ropa inteligente.

¿En qué productos ya se encuentra hoy inteligencia artificial?

Para amantes del jogging, investigadores de DFKI han desarrollado un "wearable" que protege contra cargas incorrectas y lesiones al correr: sensores de presión detectan la técnica de trote y corrigen la posición del pie en tiempo real incentivando los músculos de la pantorrilla con un estímulo eléctrico. El Robotics Innovation Center desarrolla sistemas de robots móviles utilizables en tierra, mar, aire y espacio para tareas complejas. Y se espera que un nuevo exoesqueleto contribuya a la rehabilitación asistida mecánicamente para enfermedades neurológicas.