Cuidando las fronteras del Líbano

Estas son las tareas de los cascos azules alemanes en el Líbano y sus resultados en el contexto político actual.

FPNUL: Soldados de la marina alemana en el Líbano por mandato de la ONU
FPNUL: Soldados de la marina alemana en el Líbano por mandato de la ONU dpa

El Líbano está ubicado en una región de tensa situación. El país ha tenido una historia muy cambiante y sufrido varias guerras y crisis en el pasado reciente. A esto se suman los casi dos millones de refugiados que han llegado al país, la mayoría de ellos de Siria. La situación es difícil. Por eso, la comunidad internacional apoya al Líbano con una unidad de cascos azules, la llamada “United Nations Interim Force in Lebanon“ (UNIFIL), conformada por unos 10.000 soldados de más de 40 países.

¿Cuál es la misión de UNIFIL?

La Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL) existe desde 1978 y es la misión de paz activa de la ONU más antigua. Inicialmente los soldados de cascos azules intervinieren en favor de la paz entre el Líbano e Israel. Después de la guerra israelí-libanesa, en 2006, el mandato se complementó, y desde entonces, la FPNUL también ayuda al país a proteger su frontera marítima de 200 kilómetros y evitar el contrabando de armas desde el mar.

¿Cuál es el papel de Alemania?

Los barcos e infantes de la marina alemana participan desde el comienzo de la misión marítima en 2006. Prestan sus servicios junto con unidades de Bangladesh, Brasil, Grecia, Indonesia y Turquía. Desde noviembre de 2017, el capitán de fragata Dirk Peters está a cargo del contingente alemán, con actualmente cuenta con 115 soldados y la corveta Magdeburg.

¿Qué contribución concreta hace esta fuerza naval?

Se compone de siete barcos que patrullan la costa todo el día, tratando de detectar barcos sospechosos. Esto cuenta con el apoyo de datos específicos, como itinerarios o registros de carga. La presencia de barcos es informada a la Guardia Costera Libanesa, que puede abordar el navío e inspeccionar la carga. "El programa ha funcionado muy bien estos años", resalta Dirk Peters. "La frontera marítima es segura, y es poco probable que armas prohibidas puedan entrar al país por esa vía."

Gozamos de gran prestigio porque nadie nos puede atribuir intenciones políticas ocultas.

Capitán de fragata Dirk Peters, jefe del contingente alemán de la FPNUL.

¿Qué influencia tienen los acontecimientos políticos actuales?

La participación alemana incluye un "elemento de capacitación" en la Escuela Naval de la ciudad costera de Jounieh. Se espera que un día el Líbano puede controlar de forma autónoma sus aguas litorales, por eso los soldados alemanes trabajan allí también como entrenadores. Ahora hay que poner mucha atención en estos soldados, advierte Dirk Peters. En altamar los acontecimientos políticos casi no han tenido ningún impacto, pero los soldados en tierra se ven directamente afectados por los cambios políticos. Para garantizar su seguridad hay planes de contingencia a disposición.

¿Cómo sigue la misión?

En junio de 2017, el Bundestag extendió el mandato por un año más. La aceptación de la misión en el país ya es de por sí elevada, opina Peters: "Gozamos de gran prestigio y somos bienvenidos porque nadie nos puede atribuir intenciones políticas ocultas."

© www.deutschland.de