¿Está el gigante industrial preparado para el futuro?

En el congreso nacional de la industria alemana (TDI en sus siglas en alemán) se tratan los principales desafíos que enfrenta el cuarto mayor país industrializado del mundo.

dpa

Innovación, cambio demográfico, justicia fiscal, digitalización y globalización: estos son los temas de la conferencia más importante de la industria que se celebra del 19 al 20 de junio de 2017 en Berlín, a la que han sido invitados por la Federación de la Industria Alemana (BDI) importantes expertos de los campos de la ciencia, la política y la sociedad. También participan la canciller alemana Angela Merkel y presidentes nacionales de los partidos SPD, FDP y Los Verdes.

Ardua labor para el futuro

Rótulos como "campeón mundial del intercambio comercial" y el sello de calidad "Made in Germany" caracterizan a Alemania como país industrializado. Pero esto no tiene por qué ser así para siempre. La industria alemana se enfrenta a enormes retos. Por un lado están el desafío de depender de los mercados mundiales y de verse afectado por el incipiente proteccionismo. Por otro, algunas voces críticas señalan que el superávit comercial alemán es un indicio de que Alemania importa e invierte poco. Y la inversión y la innovación son factores clave del futuro desarrollo. Una enseñanza de calidad y la promoción de start-ups son elementos fundamentales para que nuevas ideas se conviertan en realidad.

Industria 4.0

La digitalización de la vida cotidiana avanza tan vertiginosamente que la industria alemana tendrá que darse prisa si no quiere quedar rezagada. Esto constituye un reto sobre todo para las pymes. Según un estudio encargado por la BDI, hasta 2025 se podrían producir pérdidas de hasta 220 mil millones de euros en concepto de valor añadido industrial en Alemania.

Economía y ética

En el marco de la digitalización, la maximización de las ganancias y el crecimiento, empresarios y políticos deben asumir también su responsabilidad por la justicia social y el uso sostenible de los recursos naturales - en Alemania y en el resto del mundo.

Un problema a largo plazo es la tendencia demográfica en muchas naciones industriales occidentales: Japón y Alemania son los países con la edad media más alta. Ya hoy se nota la falta de mano de obra joven y de profesionales. Por eso es necesaria la inmigración de trabajadores cualificados y su integración. Además, es importante desarrollar tecnologías y productos para las necesidades de una sociedad que envejece.

Datos de la industria alemana

  • Alemania es la cuarta potencia económica del mundo, detrás de Estados Unidos, China y Japón
  • Cuenta con el superávit comercial más alto del mundo, con 253 mil millones de euros en 2016
  • 7,5 millones de personas trabajan en la industria
  •  Uno de cada dos puestos de trabajo industriales depende de las exportaciones
  • Empresas con los mayores volúmenes de venta: Volkswagen AG, Daimler AG, Eon SE
  • Principales productos de exportación: automóviles y autopartes, maquinaria, productos químicos, electrónicos, ópticos y farmacéuticos
  • El 90 por ciento de las empresas son pymes, es decir con una facturación anual inferior a 50 millones de euros y menos de 250 empleados

© www.deutschland.de