Conferencia sobre el Clima en Marruecos

¿Cómo debe ser implementado el Tratado de París? Alemania desea asesorar a los países "recién llegados" en materia de protección climática.

picture alliance/Wildlife

Marrakech (AP) - A casi un año del acuerdo para el histórico tratado sobre el clima, los países del mundo debaten en Marrakech ahora sobre su implementación. 195 países acordaron en París mantener el peligroso calentamiento global "claramente por debajo de dos grados" en comparación con la era preindustrial. Ahora, en la conferencia sobre el clima en Marrakech, se trata de traducir este objetivo en pasos y plazos concretos.

La conferencia de dos semanas comenzó el lunes pasado con una solemne sesión de apertura, en la que participaron, entre otros, la secretaria ejecutiva de la Convención sobre Cambio Climático, Patricia Espinosa, y el ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos Salaheddine Mezouar, quien preside la Conferencia.

En la primera semana negocian los expertos, mientras que en la segunda semana se espera la intervención de políticos, como la ministra de Medio Ambiente de Alemania Barbara Hendricks. No se espera en Marrakech la presencia de jefes de Estado y de Gobierno como en París, donde la canciller federal Angela Merkel y el Presidente de EE.UU. Barack Obama volcaron todo su peso político en favor del acuerdo. En definitiva, las principales decisiones políticas ya se han tomado.

En Marrakech, los delegados desean ahora establecer procedimientos y plazos concretos para la implementación de los objetivos climáticos de París. Se trata, por ejemplo, de la cuestión de cómo en particular países pobres recibirán apoyo en su adaptación a las consecuencias del calentamiento global, o cómo comparar los muy diferentes objetivos climáticos de los diferentes Estados.

En esta conferencia, el anfitrión Mezouar desea ofrecer una tribuna sobre todo a países africanos e insulares. Muchos países en desarrollo y emergentes se ven gravemente afectados por las condiciones climáticas extremas.

Alemania desea iniciar junto con Marruecos una "alianza global para la implementación de las contribuciones nacionales a los objetivos climáticos", en la que se espera que participen tanto países industrializados como en desarrollo y organizaciones no gubernamentales. Todo Estado puede participar.

La idea es que países como Alemania compartan sus experiencias en la protección del clima con Estados que recién están empezando a ocuparse del tema. Con esta alianza se desea organizar el intercambio a través de un centro de atención para países en desarrollo. Se tratarán cuestiones como la electricidad verde generada por energía solar o eólica, transporte, agricultura e incluso la planificación urbana. La iniciativa de la alianza partió de Alemania, el Ministerio de Desarrollo y el Ministerio de Medio Ambiente trabajan aquí en estrecha colaboración.

El viernes pasado, es decir poco antes del inicio de la conferencia, entró oficialmente en vigor el nuevo Tratado Climático Global. Esto fue posible porque grandes Estados y comunidades, como China, Estados Unidos y la UE, lo ratificaron rápidamente. De este modo, en caso de una victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales, Estados Unidos no podrá tan fácilmente retirarse del acuerdo. Aunque desde el punto de vista estricto el Tratado solo se empezará a aplicar en 2020: hasta entonces rige el Protocolo de Kioto.

Fuente: dpa