Espectáculo multimedia sobre la transición energética

Una exposición recorre el largo camino hacia la transición energética, mostrando cómo ella cambia la vida cotidiana en Alemania.

Auswärtiges Amt/Torsten Silz

Se oye el estrépito del viento y un débil "flap-flap-flap“: el viaje tras las huellas de la transición energética comienza con un paso a través de una "ducha de sonidos". El ruido y el chorro de aire dan idea de lo que se percibe al estar sobre un aerogenerador. Una transición energética para los sentidos.

Aunque son muy pocos los que pueden subir a lo alto de una instalación de este tipo, la energía renovable que producen los aerogeneradores signa ya hoy la vida de muchas personas en Alemania. Qué significa la transición energética para el ciudadano y cómo ella cambia su vida cotidiana, es lo que muestra el espectáculo multimedia "La transición energética de Alemania" del Ministerio de Asuntos Exteriores. Fue inaugurada a principios de abril en Beijing por el ministro de Relaciones Exteriores Walter Steinmeier, iniciando así su gira mundial. Hasta el 4 de mayo se presenta en Fráncfort. En esta ciudad, más de 3500 expertos financieros, políticos y representantes de organizaciones no gubernamentales participan en la Reunión Anual del Banco Asiático de Desarrollo (BAD) e intercambian ideas sobre soluciones innovadoras para lograr mejores condiciones de vida a escala mundial. Otras ciudades de exposición serán Ciudad del Cabo, San Francisco y Ciudad de México.

La barra de tiempo comienza a inicios de la década de los 1970

La fuerza que impulsa la transición energética desempeña por eso un papel importante en la exposición. El visitante se entera de que en muchos países del mundo se desea desarrollar la energía renovable y que ya se han logrado avances significativos. 147 países son miembros de la International Renewable Energy Agency (IRENA), agencia en cuya creación participó Alemania de forma decisiva.

Al mismo tiempo, la exposición no deja duda alguna respecto de que la conversión del sistema energético es un ambicioso proyecto político y técnico, y que Alemania tampoco lo ha logrado de la noche a la mañana. La barra de tiempo que conduce a los visitantes a través de la exposición se inicia en 1971, con el primer programa de medioambiental del Gobierno Federal. La exposición alude también a las primeras objeciones ante la transición energética y las pone en su contexto. ¿No es la transición energética demasiado cara?, ¿costará puestos de trabajo? Y ¿será viable en países con economías menos potentes?

Al final del recorrido, quien quiere puede poner a prueba los conocimientos adquiridos en un cuestionario y dar su opinión sobre la exposición en una pantalla táctil, También viajar en el tiempo al año 2050: una película muestra cómo podría ser la vida cotidiana de una familia de tres personas: el autobús escolar de motor propulsado por hidrógeno lleva al hijo a la escuela y el coche eléctrico de los padres tiene delante de la puerta una estación de carga, al igual que en el lugar de trabajo. Cuando vuelven a casa de noche, la lavadora ha limpiado la ropa del día anterior - ya que se enciende automáticamente cuando el consumo eléctrico es más económico debido a la energía solar disponible. Una utopía que ya parece muy cercana.

Otras ciudades de exposición:

20 de mayo al 9 de junio de 2016 en Ciudad del Cabo, Conferencia sobre Transición Energética en África
1 a 3 de junio de 2016 en San Francisco, Clean Energy Ministerial
A partir del 5 de junio de 2016 en Ciudad de México, Año Alemania-México

www.auswaertiges-amt.de

www.energiewende2016.com/the-green-energiewende-sofa

www.adb.org

© www.deutschland.de