Datos y hechos sobre las elecciones para el Bundestag

El derecho electoral y la distribución de escaños

picture-alliance/dpa - Voting
picture-alliance/dpa - Voting
DERECHO ELECTORAL
De conformidad con el artículo 38 de la Constitución, los diputados son elegidos por sufragio universal, directo, libre, igualitario y secreto. Derecho a voto tienen todos los ciudadanos alemanes que hayan cumplido dieciocho años de edad.  Se trata de un sistema electoral proporcional con elementos mayoritarios. Sobre la mayoría en el Bundestag decide en primer lugar la relación entre los segundos votos obtenidos por los partidos políticos. . 
 
PRIMER Y SEGUNDO VOTO
Con el primer voto es elegido el político que representará  a la región en el Bundestag. El segundo voto decide sobre la relación de fuerzas entre los partidos políticos. El candidato que recibe el mayor número de primeros votos sale elegido, independientemente del resultado general obtenido por su partido. A través de esos mandatos directos se asegura que todas las regiones de Alemania estén representadas en el Bundestag. El segundo voto es el decisivo, porque define qué grupo parlamentario o coalición de partidos tendrá la mayoría para elegir al canciller federal. 
 
DISTRIBUCIÓN DE ESCAÑOS
La mitad de los 598 diputados son candidatos que han obtenido la mayoría de los sufragios en una de las 299 circunscripciones electorales. La otra mitad es elegida a través de listas que los partidos presentan en cada Estado federado. Esas listas son definidas por los partidos antes de las elecciones. El número de mandatos directos es muy importante, porque puede cambiar la distribución de escaños determinada por los segundos votos: si un partido obtiene más mandatos directos que los correspondientes a sus votos por lista, se generan mandatos excedentarios. En 2013, la ley electoral fue por ello reformada: si un partido obtiene más mandatos directos que los determinados por los segundos votos se conceden mandatos compensatorios a los otros partidos hasta que el número total de mandatos por partido (directos más por lista) refleje lo más fielmente posible la proporción de segundos votos obtenidos por cada partido. Así los mandatos excedentarios son neutralizados.