“Salir a la calle por Europa”

El éxito de las manifestaciones proeuropeas “Pulse of Europe” sorprendió incluso a sus iniciadores. Daniel Röder, uno de ellos, dice por qué vale la pena luchar por Europa.

Tim Wegner - Daniel Röder
Tim Wegner - Daniel Röder Tim Wegner - Daniel Röder

“El movimiento 'Pulse of Europe' fue iniciado por mi esposa y por mí. Dos sucesos fueron decisivos: el “brexit” y la elección de Donald Trump como presidente estadounidense. Entonces nos dijimos: ahora debemos salir a la calle. Debemos ser visibles. ¡Debemos impedir que en Europa se dé un próximo paso en esa dirección!

Todo fue muy intuitivo. Trabajamos como juristas, nunca habíamos participado en una manifestación, nunca estuvimos afiliados a partido político alguno. Tampoco sabría por qué partido decidirme. A fines de noviembre de 2016 enviamos simplemente un mensaje electrónico a nuestro círculo de amigos y conocidos, invitándolos a una primera manifestación en Fráncfort del Meno. La fecha estuvo mal elegida: era el primer día de Adviento. Tampoco la hora era la adecuada: 16 horas, ya estaba oscuro. Y, por si fuera poco, comenzó a lloviznar. No obstante, vinieron 200 personas. Eso nos dio aliento. Creamos entonces un equipo de organización y desde el 15 de enero de 2017 salimos cada domingo a la calle. ¡No habíamos contado realmente con que el movimiento pudiera crecer tan rápidamente!

Darle un rostro a la mayoría silenciosa

Nuestra idea es darle un rostro a la mayoría silenciosa. Estamos convencidos de que la mayoría de los alemanes quiere una Europa unida, democrática, humana y tolerante. Ese es un objetivo por el que luchar. Para nosotros es importante que salimos a la calle a favor de algo, no contra algo. Esa fuerza positiva da fuerza a la gente. En nuestras manifestaciones he visto personas con lágrimas en los ojos. Muchos me han dicho: la experiencia de comunidad tiene para mí una gran importancia. Hacerse visible, hacerse escuchar, mostrarse: nosotros también existimos.

Con “Pulse of Europe” queremos llevar a la práctica algo sencillo, cuyos resultados se ven enseguida. Tenemos dos objetivos. Primero: mostrarle a la gente que no está sola. Segundo: mostrarles a los políticos que la política europea nos importa. Lo hacemos ahora desde hace dos meses. Ya hay movimientos “Pulse of Europe” en más de 60 ciudades y cada vez son más. Y no solo en Alemania, sino también en varias ciudades de Francia, en Amsterdam, Bruselas e incluso en Bath, Inglaterra. El domingo pasado salieron a la calle en el marco de “Pulse of Europe” más de 30.000 personas en total.

Temas europeos y cadena humana

Las manifestaciones son similares en la mayoría de las ciudades. En Fráncfort del Meno, integrantes de nuestro equipo dicen al principio un par de frases sobre temas actuales europeos. Luego abrimos el micrófono para que los participantes en la manifestación digan qué los inspira. A veces, hay marchas hasta un determinado lugar, como, por ejemplo, la iglesia de San Pablo, un sitio con una gran carga simbólica para la democracia alemana. Allí se reunió en 1848 la primera asamblea alemana elegida libremente. Otra vez marchamos, bajo la consigna “A la alegría”, frente a los monumentos a Beethoven y Schiller. Finalmente, formamos una cadena humana.

¿Cómo seguirá esto? Al comienzo teníamos la intención de realizar manifestaciones una vez por semana hasta las elecciones en Holanda. Ahora seguiremos hasta el 7 de mayo de 2017. Ese día hay elecciones en Francia. Y después, veremos. No podemos salir a la calle todas las semanas durante años. Pero, una cosa está clara: “Pulse of Europe” seguirá existiendo”.

Anotado por: Friederike Haupt