“Una vida como una novela de aventuras”

Andrea Wulf, autora de libros súper ventas, explica qué tiene que ver el genio universal Alexander von Humboldt con el cambio climático y la sostenibilidad.

Andrea Wulf
Andrea Wulf Antonina Gern

Sra. Wulf, ¿qué la fascina de Alexander von Humboldt?
Su vida parece una novela de aventuras. Alexander von Humboldt era curioso, aventurero, visionario, inquieto, en suma: el protagonista perfecto de una biografía. Y cualquiera que escriba sobre un explorador naturalmente tiene que viajar mucho… todo en nombre de la ciencia. Nunca me he divertido tanto escribiendo como en el caso de los dos libros sobre Humboldt.

Andrea Wulf tras las huellas de Humboldt en el volcán Antisana, Ecuador
Andrea Wulf tras las huellas de Humboldt en el volcán Antisana, Ecuador privat

Su segundo libro sobre Humboldt se publicará en marzo. ¿Qué la llevó a escribirlo?
Poco antes de que yo terminara su biografía, en 2014, fueron puestos a disposición del público los diarios de Humboldt. De inmediato me quedó claro que tenía que hacer algo con ellos. Fue un momento muy especial: 4.000 páginas llenas de dibujos y bocetos de Humboldt, una persona increíblemente “visual”. Por supuesto, yo conocía el contenido, pero su forma de pensar sólo puede entenderse realmente cuando se tiene sus manuscritos en las manos y se los lee. Mi libro es un tributo a ese aventurero único y erudito universal que tan fácilmente combinó arte y ciencia. 

Durante su investigación, usted viajó tras las huellas de Humboldt a través de América Latina. ¿Qué fue lo que más la impresionó?
Muy impresionante fue la visita a la montaña y volcán Chimborazo. Humboldt desarrolló allí su revolucionaria concepción de la naturaleza. Cuando miró el mundo desde casi 6.000 metros de altura se dio cuenta de que la naturaleza es global, un conjunto viviente en el que todo está interconectado. El viaje de Quito al Chimborazo fue como un viaje de investigaciones botánicas del ecuador a los polos. Vio en el camino las zonas de vegetación del mundo una tras otra. Desde las plantas tropicales del valle hasta el último pequeño liquen. Ese fue un momento crucial para él, por eso yo también tenía que ver ese paisaje con mis propios ojos. 

En América Latina, Humboldt comprendió que el ser humano puede destruir la naturaleza.

Andrea Wulf, autora

¿Qué efectos tuvo para Alexander von Humboldt su viaje a América Latina?
Humboldt viajó a América Latina como científico y regresó como pensador visionario y artista. Los paisajes lo inspiraron tanto que no solo los describió como científico, sino que combinó observaciones científicas con descripciones poéticas. Humboldt tenía una memoria increíble, por lo que realizaba comparaciones una y otra vez, por ejemplo, que las plantas andinas en América del Sur se semejan a las plantas que había visto en los Alpes suizos o en los Pirineos. Solo así pudo ver a la naturaleza como fuerza global y comparar la vegetación y las zonas climáticas del mundo.

Además, el viaje lo convirtió en un adversario de la esclavitud para el resto de su vida, porque vio cómo los colonos españoles trataban a los esclavos y a los pueblos indígenas. En América Latina Humboldt comprendió también que el ser humano puede destruir la naturaleza. Y lo describió varias veces, por ejemplo, en los casos de cómo la pesca de perlas en la costa venezolana destruía los bancos de ostras y de cómo los sistemas de irrigación de Ciudad de México secaban los valles de los alrededores.

Humboldt decía: debemos sentir la naturaleza para entenderla.

Andrea Wulf, autora

¿Qué podemos aprender de Alexander von Humboldt en 2019?
Interdisciplinaridad: Humboldt se dedicó a una amplia gama de temas y disciplinas y unió el arte y la ciencia. Nosotros tendemos a trazar una fuerte línea entre lo objetivo y lo subjetivo. Ello comienza con que decimos a los niños: eres más dotado matemáticamente o artísticamente. Humboldt no temía describir poéticamente la naturaleza. Y dijo claramente: "debemos sentir la naturaleza para entenderla”. Otra lección es que vio nuestro planeta como un todo viviente interrelacionado. Sólo así podemos entender las interdependencias del cambio climático y nuestro poder para destruir la naturaleza.

Parada en el Raudal de Maipures, en la confluencia de los ríos Tuparro y Orinoco
Parada en el Raudal de Maipures, en la confluencia de los ríos Tuparro y Orinoco privat

Su forma de describir la vida de Humboldt es muy poética, especialmente comparándola con el estilo en los libros de no ficción alemanes…
¡Muchas gracias! Sí, el libro académico alemán es, a menudo, bastante seco. Mi forma de investigación también es muy compleja y académica y paso años en archivos leyendo solo fuentes primarias. Pero trato de darle vida a las historias. Esa es la gran diferencia entre los libros de historia alemanes y los ingleses. Ello puede incluso deducirse de los términos: la palabra alemana "Geschichte" (historia) contiene la palabra "Schicht" (estrato), por lo que se trabaja sobre los temas estrato tras estrato. La palabra inglesa "history" contiene la palabra "story" y se trata siempre de contar “historias”. Yo trato de dar vida a la persona sobre la que escribo. Pero, por supuesto, basándome en hechos, de lo contrario escribiría novelas históricas.

Entrevista: Sabrina Pfost

Andrea Wulf nació en Nueva Delhi y creció en Alemania. Desde hace más de veinte años vive en Londres y trabaja como periodista y escritora. Escribe para, entre otras publicaciones, el "Wall Street Journal", el "New York Times" y "The Guardian" y trabaja regularmente para la BBC. Su primer libro sobre Humboldt,  "La invención de la naturaleza: el nuevo mundo de Alexander von Humboldt", figuró en las listas de súper ventas del "New York Times" y "Der Spiegel" y recibió numerosos premios. Su nuevo libro, "Las aventuras de Alexander von Humboldt", se publicará en Alemania el 25 de marzo de 2019.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informative