Deportes acuáticos

Mares bravíos, ríos calmos, arroyos y lagos: Alemania es un paraíso para los fans de los deportes acuáticos. Cuatro tendencias.

Surferboy

Alemania. Las olas de Westerland son altas e impredecibles. En la Copa de Kitesurfing en la isla de Sylt, en el Mar del Norte, del 27 de junio al 2 de julio, están garantizadas acción y alta tensión. En el norte de Alemania se dan cita los campeones de estilo libre y kitesurfing. Para otros deportes se adecuan mejor aguas más calmas, como las de lagos y ríos.

Kitesurfing

Los profesionales que se deslizan sobre las olas con tablas y cometas de tracción, catapultándose por los aires con un “loaded jump” son verdaderas atracciones en la Cuenca del Ruhr. Lo decisivo es una suave brisa: sin viento, hasta el más hábil kitesurfer está destinado a la inacción. Por eso, los entrenamientos se realizan en las costas de los mares del Norte y Báltico. Además de Sylt, los lugares más atractivos para practicar el kitesurfing en Alemania son las islas de Rügen y Fehmarn y la localidad de Sankt Peter-Ording, en Frisia del Norte. Más al sur atrae a los kitesurfers el lago Altmühlsee, cerca de Núremberg.

Surf de remo

En el lago Altmühlsee y muchos otros lagos alemanes, los amantes de los deportes acuáticos pueden practicar desde hace algunos años una nueva disciplina: el surf de remo. Como los pescadores de la Polinesia, los deportistas permanecen de pie sobre una tabla y utilizan un remo para desplazarse por el agua, ya sea de lagos, ríos, arroyos o –en días sin viento– también sobre el mar. Gracias a la posición erguida sobre la tabla, puede admirarse al mismo tiempo el entorno, en medio de la naturaleza, pero también en ciudades como Fráncfort del Meno, Hamburgo o Bremen.

Barranquismo

También grandiosos panoramas, pero bastante más riesgo ofrece una combinación de deportes de agua y de montaña: el barranquismo. En esta disciplina existen, por lo general, solo un camino, pero varios métodos: trepando, deslizándose, descendiendo en rápel, nadando o buceando, los aventureros van de arriba abajo a través de cañones y desfiladeros. Espíritu de equipo, la técnica correcta y conocimientos del lugar minimizan los riesgos. Recorridos espectaculares pueden realizarse, por ejemplo, en Algovia.

Buceo

Bancos de corales no pueden verse, pero sí restos de minería a cielo abierto, barcos naufragados y una rebosante vida submarina: los lagos de Alemania invitan a principiantes y adelantados a practicar el buceo. El agua es más fría que en Asia o el Mar Rojo, pero, a menudo, clara y transparente. El lago Grosser Stechlinsee, cerca de Berlín, atrae a los buzos con maravillosos juegos de luz y el lago Messinghausener Se, en la región de Sauerland, con gigantescas paredes a pico. ¡Al agua, entonces!

© www.deutschland.de