Juegos olímpicos de invierno para todos

Algunos deportes olímpicos de invierno pueden ser practicados por aficionados. Parte 2: Salto de esquí, biatlón, patinaje sobre hielo.

dpa/Roland Weihrauch - Winter sports

Salto de esquí

En el Hohe Bogen, en el Bosque de Baviera, aficionados pueden atreverse al salto de esquí. Los visitantes son sujetados de forma segura a dos cuerdas mediante ganchos. Bajando por la empinada rampa de despegue, adquieren impulso para dar el salto por el aire a 150 metros de profundidad. Un dispositivo de freno garantiza un aterrizaje suave. Esquiadores expertos pueden llegar a dar el salto real de esquí en Oberstdorf im Allgäu, en la rampa para principiantes.

Biatlón

Dos veces por semana en invierno se celebra el "Biatlón para todo el mundo", en el campo de biatlón Fritz Fischer, cerca de Ruhpolding. En Chiemgau-Arena, sede de la Copa del Mundo de Biatlón, los visitantes pueden vivir en carne propia el desafío de la combinación de esquí de fondo y tiro. Un equipo de especializados instructores mejora la técnica de patinaje y enseña cómo manejar el arma de bajo calibre de biatlón.

Patinaje sobre hielo

Con sus vistas a enormes chimeneas, imponentes hornos de coque y tubos de color rojizo, la pista de patinaje en la Mina Zollverein ofrece sin duda un escenario muy inusual a patinadores sobre hielo. En el complejo industrial de la mina de carbón de Zollverein en Essen, patrimonio mundial de la UNESCO, brillan los patines durante cuatro semanas sobre una inmaculada pista de hielo de 1800 metros cuadrados. Al caer la noche, la arquitectura industrial luce brillante gracias a una instalación luminotécnica de Jonathan Speirs y Mark Major.

 

www.deutschland.de