Tendencias 2017 en deportes de invierno

Cada temporada invernal tiene sus tendencias. 2017 hace latir más fuerte los corazones de los fanáticos de la velocidad. Una selección de los deportes invernales más de moda.

fun-care AG - Airboarding

Airboarding

Cuando colchones de aire descienden pendientes nevadas a hasta 100 kilómetros por hora, las emociones se sienten a flor de piel. Es necesario bastante valor para bajar tendido sobre el vientre las montañas cubiertas de nieve. Pero, el airboard puede controlarse sencillamente con movimientos del cuerpo. La técnica es enseñada en algunos centros alemanes de deportes de invierno, por ejemplo, en Holzhau, en la región de los Montes Metálicos.

 

Fatbiking 

¿Se herrumbra la bicicleta en invierno en el sótano? No tiene por qué ser. Con una fatbike es  posible bajar velozmente pendientes, también con nieve y hielo. El primer parque mundial de fatbike, en Ruhpolding, Alta Baviera, está especializado en bicicletas divertidas con neumáticos súper anchos, que prometen perspectivas completamente nuevas en las pistas. 

Skijöring

En este deporte equino de invierno, proveniente de Escandinavia, se forman equipos con un versado jinete y un esquiador, que debe llevar casco con visera. Muy necesario, porque el esquiador va unido con una cuerda al caballo, que tira de él a través del paisaje invernal a una velocidad de hasta 50 kilómetros por hora. Skijörung se ofrece, por ejemplo, en el Jura de Suabia. En esas montañas medias no nieva siempre tanto como en los Alpes. Pero, la región tiene a su favor que ofrece atractivas pistas en medio de paisajes naturales lejos del turismo de masas.

Snowkiting

En esta variante invernal del kitesailing marino, un snowboarder es tirado por una cometa por la nieve, solo con la fuerza del viento. Lo más atractivo son los momentos en los que parece desaparecer la fuerza de gravedad, debido a los breves despegues del suelo. Este deporte de invierno fue descubierto ya en los años 1960 por esquiadores, pero no es sino ahora que se está imponiendo también en los centros de deportes de invierno de Alemania. Quien domina un snowborad puede aprenderlo, por ejemplo, en Feldberg, en la Selva Negra.

Snowfen 

Combínense las palabra “snow” y “surfen” y pronto se está parado sobre una plancha de surfing con patines tirada por una vela, que se desliza por un lago helado a hasta 80 kilómetros por hora de velocidad. Para practicar el snowfen, los fanáticos de la velocidad no tienen por qué viajar a las montañas. Lagos helados hay también en las tierras planas. Cuando el tiempo es lo suficientemente frío puede participarse en cursos, por ejemplo, en Berlín o Hamburgo. 

www.deutschland.de