Entdecke DE: Adornos de Navidad de la región de Erzgebirge

La serie “Entdecke DE” invita a descubrir Alemania: esta vez vamos a la región de Erzgebirge, donde se hacen a mano adornos de Navidad famosos en todo el mundo.

dpa/Daniel Kalker - Christmas decorations

Pirámides de Navidad

Las pirámides de Navidad, a menudo de varios niveles superpuestos, son hechas a mano en numerosos talleres en Seiffen, la “aldea de los juguetes”, y alrededores. El aire caliente ascendiente calentado por velas en la base hace girar una hélice en la parte superior de la pirámide. Con figuras humanas y de animales torneadas son representadas escenas cristianas y seculares, contándose a menudo historias completas. La mayor pirámide de Navidad del mundo mide 14,65 metros de altura y se coloca todos los años en la famosa plaza Striezelmarkt, en Dresde, donde tiene lugar uno de los más antiguos mercadillos de Navidad de Alemania.

 

Cascanueces

Abrir la boca, colocar una nuez y ¡crac! Al cascanueces no parece gustarle, pues siempre tiene una mirada seria. ¿Por qué? Los primeros cascanueces de la región de Erzgebirge fueron hechos alrededor de 1870, cuando reyes, soldados y generales le hacía difícil la vida al pueblo. Los habitantes de la región de Erzgebirge se vengaron a su modo: representaron a las autoridades en madera, les pintaron uniformes de fantasía y armas e hicieron que debieran cascar desde entonces duras nueces.

 

El ángel y el minero

La región de Erzgebirge fue durante mucho tiempo el centro de la minería en Europa Central. El motivo navideño del minero surgió ya en el siglo XV. La luz, que el minero pocas veces ve en la mina, es portada orgullosamente por la figura del minero en una o dos manos. A su lado se halla el ángel, que también lleva la luz en sus manos, brindando amor y calor. Las figuras, talladas a mano y torneadas, son los más importantes símbolos de la artesanía de madera de la región y conocidas más allá de las fronteras de Alemania.

 

Los fumadores
De su boca sale el humo de una vela perfumada, que difunde el inconfundible olor a la Navidad. Los fumadores, barrigones, son torneados y hechos artesanalmente partir de maderas locales, de árboles tales como el abedul, la haya, el tilo y el aliso, y luego coloreados a mano. Los primeros fumadores surgieron alrededor de 1830.

 

www.erzgebirge.org

 

www.spielzeugmuseum-seiffen.de

 

www.nussknackermuseum-neuhausen.de

 

© www.deutschland.de