Novedades del bosque alemán

Los alemanes manifiestan su aprecio por el bosque en poemas, canciones y cuentos de hadas. Pero ese afecto se expresa también de otras formas.

dpa/D. & M. Sheldon - Forest

Medición del bosque

Cada diez años se cuenta el número de árboles en Alemania, lo que se conoce como Inventario Forestal Nacional. Para ello los expertos recorren bosques entre el Mar del Norte y los Alpes, entre el Eifel y la Suiza sajona. En otoño de 2014 se anunció el resultado positivo: en los bosques alemanes hay tanta madera como desde hace siglos no había. Una tercera parte del país está cubierta por bosques. Con 11,4 millones de hectáreas forestales, Alemania es uno de los países más boscosos de la Unión Europea.

Protectora real de los árboles

Alemania es una república, pero existe una reina de los árboles. La actual regente se llama Claudia Schulze, es de Berlín y lleva un sombrero de madera en vez de corona. Promueve el bosque alemán en general, y en especial el árbol del año 2015: el acer campestre.

Capital forestal

En 2015 la ciudad de Ilmenau lleva el título de capital forestal. Esta población en la ladera norte de la Selva de Turingia no solo se encuentra en situación ideal, también gestiona sus bosques según prácticas ejemplares de acuerdo con el PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification Schemes) y promueve la sostenibilidad.

www.tag-des-waldes.de

www.bundeswaldinventur.de

© www.deutschland.de