Entender a la gente y su tierra

Un buen ojo: el fotógrafo Andreas Teichmann recorrió Alemania de oeste a este, realizando sorprendentes observaciones.

Andreas Teichmann: Deutschland zu Fuß
Andreas Teichmann

Alemania. Mil kilómetros en 50 días, atravesando bosques, campos, pequeñas ciudades, grandes urbes. Para su proyecto “Durch Deutschland: Verstehen und verstanden werden – das ist Heimat” (“A través de Alemania. Comprender y ser comprendido: eso es el terruño”), el fotógrafo Andreas Teichmann atravesó paisajes que le eran conocidos y otros que desconocía, mantuvo muchas conversaciones y realizó sorprendentes observaciones. Los encuentros y paisajes los fijó en fotos y los documentó en un blog.

Sr. Teichmann, en la fase caliente de la campaña electoral, usted recorrió Alemania de Aquisgrán, en el oeste, a Zittau, en el este, donde llegó el día de las elecciones. ¿Marcó eso su mirada?

Andreas Teichmann: Las elecciones para el Bundestag no fueron el motivo de mi recorrido, pero la lucha electoral estuvo muy presente, sobre todo, en las últimas semanas y los últimos días antes de las elecciones. El motivo del viaje fue otro: quería salir a la búsqueda de huellas en mi tierra y, simultáneamente, conocer y entender otras tierras, regiones y biografías. A mucha gente le gustó la idea y me animó mucho. Vivo en Essen, mi ciudad natal, que en las últimas décadas se transformó de un centro del carbón y el acero en “Capital Verde Europea 2017”. Esa transformación marcó también a sus habitantes. Para mí, descubrir permanentemente algo nuevo es una fuente de creatividad y motivación. En Essen conviven en un relativamente reducido espacio seres humanos y culturas muy diferentes. También por eso, la Cuenca del Ruhr es un lugar donde a mí y mi familia nos gusta vivir.

Usted atravesó Renania del Norte-Westfalia, Hesse, Turingia, Sajonia-Anhalt y Sajonia. ¿Cómo va cambiando Alemania del oeste al este?

La gama de impresiones en el eje oeste-este es fascinante. También el paisaje me impresionó: en las regiones que atravesé, que prácticamente no conocía, hay pocas zonas industrializadas.  A veces caminé durante horas por bosques sin ver a nadie. En el este me llamó la atención que mucha gente recoge hongos. Tuve la impresión de que el autoabastecimiento, por ejemplo, el cultivo de fruta y verdura en pequeñas huertas, desempeña un papel mucho mayor que, digamos, en Renania del Norte-Westfalia.

La gente quiere ser percibida y respetada en su entorno personal.

Andreas Teichmann , fotógrafo

¿Por qué hizo el recorrido a pie?

En mi profesión de fotógrafo siempre he viajado mucho, en Alemania y en otros países. Casi siempre he estado en grandes ciudades y siempre en coche. Pero ya de adolescente soñaba con descubrir Alemania a pie. La perspectiva de un caminante, que da un paso tras otro y toma cuenta de cada metro que avanza, es muy particular. Como caminante me fue más fácil entablar conversaciones con la gente de cada lugar.

En su blog, usted relata esos encuentros…

Sí, me dirigí directa y espontáneamente a las personas y comprobé que, cuando se las escucha con atención, cuentan a veces historias increíbles. La gente quiere ser percibida y respetada en su entorno personal. Eso, tan importante, a menudo no se refleja en la política cotidiana. La diversidad que Alemania posee tanto en cuanto a paisajes como a hábitos y costumbres de la gente fue para mí una experiencia enriquecedora. 

Entrevista: Christina Pfänder

© www.deutschland.de