“En seis horas, listo para volar”

El voluntario Marc Winzen relata cómo la Agencia Federal de Ayuda Técnica presta socorro de emergencia inmediata en todo el mundo.

Marc Winzen (dcha.), experto de THW, durante un curso en Túnez.
Marc Winzen (dcha.), experto de THW, durante un curso en Túnez. privat

Alemania. Luego de terremotos e inundaciones, a menudo se ve en el lugar a hombres y mujeres con ropa azul de trabajo con las letras THW. Pertenecen a la Agencia Federal de Ayuda Técnica (THW), la organización de voluntarios de la Federación para ayuda de emergencia. Unidades de movilización rápida para misiones de rescate y abastecimiento de agua en el exterior (SEEBA y SEEWA respectivamente) se hallan listas para partir de inmediato. El 99 por ciento del personal está compuesto por voluntarios, aproximadamente 80.000 mujeres y hombres. Uno de ellos es Marc Winzen, de 29 años, que vive en Montabaur.

Sr. Winzen, usted ha hecho las maletas. ¿Adónde vuela esta vez?

Vuelo a Jordania, para una estadía de una semana. La THW apoya allí a las autoridades desde comienzos de 2017 en la creación de estructuras de voluntarios según el modelo de la THW. Colegas del Directorio General de la Defensa Civil de Jordania ya adquirieron en Alemania conocimientos básicos sobre la capacitación de voluntarios. Ahora los transmiten a otros, con nuestro apoyo.

¿En cuántas misiones en el exterior ha participado ya?

Mi primera misión en el exterior fue en 2014, cuando se produjeron inundaciones en Bosnia. En 2015 ayudé en Sierra Leona a crear centros de atención médica y campamentos en la lucha contra el ébola. Desde 2014 he estado todos los años en Túnez, en la Oficina Nacional de Protección Civil. También allí hemos creado estructuras como ahora en Jordania. Notable es la gran participación de mujeres en los cursos.

¿Qué hay que saber para participar en misiones en el exterior?

Una posibilidad es poseer conocimientos técnicos, por ejemplo, como experto en electrónica. Otra posibilidad es realizar cursos de capacitación en la THW. Eso fue lo que yo hice y desde 2011 pertenezco a la unidad de movilización rápida para rescates en el exterior, compuesta por unos 200 voluntarios. Si, en caso de emergencia, un país realiza una solicitud oficial de ayuda, debo estar en un lapso de seis horas en el aeropuerto. En caso de terremotos, cada hora es decisiva.  

Un considerable esfuerzo para ser una actividad voluntaria…

Así es. En 2017 sumé más de 1.500 horas de trabajo de ayuda, lo que corresponde a 180 días de trabajo, paralelamente a mi actividad laboral normal. Por suerte, mi empleador me apoya. El empleador recibe una indemnización por mi ausencia. Pero en la THW también puede trabajarse menos. Toda ayuda es bienvenida.

Agencia Federal de Ayuda Técnica (THW)

© www.deutschland.de