El climatólogo Hans Joachim Schellnhuber

El climatólogo alemán Hans Joachim Schellnhuber promueve la meta de 1,5 grados.

En 2015, el tema "clima" vuelve a ser prioritario en la agenda mundial. Primero el G7 acordó en su cumbre en junio en Alemania una meta vinculante de 2 grados para limitar el calentamiento global, más tarde el Papa Francisco publicó su encíclica "Laudato si", en la que por primera vez el tema del medio ambiente está en la mira de una carta circular papal. Ahora la UNESCO organiza una conferencia sobre el clima en París - la reunión más grande de investigadores del clima en 2015, a modo de preparación para la importante conferencia sobre cambio climático de las Naciones Unidas que se celebrará en diciembre en París (COP21). Los expertos instan a que se limite el calentamiento global a no más de dos grados, lo que equivaldría al nivel anterior a la industrialización.

Meta de 1,5 grados es posible

Uno de los más prestigiosos climatólogos del mundo es el alemán Hans Joachim Schellnhuber. El director del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK) fue uno de los primeros en reclamar soluciones sostenibles al problema climático y promover una limitación del calentamiento global.

En mayo de 2015, su instituto junto con investigadores del International Institute for Applied Systems Analysis (IIASA) de Viena, publicó un estudio según el cual un calentamiento global inferior a 1,5 grados centígrados se podría implementar hasta el año 2100. El objetivo de 1,5 grados es considerado más seguro que la línea de 2 grados y cuenta con el apoyo de más de cien países. El proyecto es muy ambicioso: "En escenarios con una meta de 1,5 grados, el presupuesto restante de emisiones de dióxido de carbono se reduce casi a la mitad en comparación con el escenario de 2 grados", explica Gunnar Luderer, de PIK, uno de los autores del estudio. En consecuencia, la neutralidad de CO2 se lograría en todo el mundo diez a veinte años antes que con el escenario de 2 grados. Además habría que extraer dióxido de carbono de la atmósfera.

Para la ciencia, las consecuencias del cambio climático son cada vez más evidentes: el aumento del nivel del mar, condiciones meteorológicas extremas, cosechas menores, perturbación de ecosistemas y hasta posibles disturbios sociales. Schellnhuber ha desarrollado modelos que hacen comprensible el fenómeno del cambio climático. Schellnhuber asesora al Gobierno alemán en cuestiones de cambios medioambientales y es miembro desde hace años del IPCC, galardonado en 2007 con el Premio Nobel de la Paz. En junio acompañó al Papa Francisco en la presentación de su encíclica y debatirá en julio en la Conferencia de Cambio Climático de la UNESCO sobre el tema "Reflections on Collective Action and Transforming Solutions".

Conferencia de Cambio Climático de la UNESCO "Our Common Future under Climate Change", del 7 a 10 de julio de 2015 en París

www.pik-potsdam.de

www.commonfuture-paris2015.org

www.cop21.gouv.fr

© www.deutschland.de