“Mucha gente quiere hacer algo”

El sociólogo Serhat Karakayali analiza por qué en la población crece la disposición a ayudar a los refugiados

dpa/Uwe Anspach - Flüchtlinge am Drehkreuz Mannheim

¿Quiénes son los muchos voluntarios que ayudan a los refugiados en Alemania y cuál es su motivación? Serhat Karakayali, hijo de inmigrantes turcos e investigador del Instituto de Investigación Empírica sobre Integración y Migración, de la Universidad Humboldt, Berlín, analizó junto con el politólogo Olaf Kleist las estructuras de la ayuda.

Sr. Karakayali, la disposición en la población de Alemania a ayudar a los refugiados ha crecido considerablemente, muchas personas se ofrecen como voluntarios. ¿Puede proporcionar cifras?
Es difícil, porque la mayoría de los voluntarios desarrollan actividades en el marco de estructuras propias, fuera de las grandes asociaciones e instituciones. Pero también una gran parte de las organizaciones que consultamos hablan de un claro aumento. Desde 2011, es decir, desde el comienzo de la guerra civil en Siria, el número de voluntarios en la ayuda a los refugiados creció alrededor de un 70 por ciento.

¿Qué tareas desempeñan?
Antes, el trabajo voluntario consistía sobre todo en apoyar a los refugiados a integrarse y organizar su vida cotidiana. Eso se sigue haciendo. Los voluntarios los acompañan a realizar trámites, traducen, dan clases de alemán, hacen de chofer. En la situación actual, caracterizada por un gran número de refugiados, se agregan algunos aspectos del abastecimiento básico: los voluntarios reparten comida, clasifican ropa donada o arman tiendas para alojamientos provisionales.

¿Qué motiva a los voluntarios?
Existen varios motivos. Según nuestra encuesta, los voluntarios ayudan por motivos humanitarios y de derechos humanos. La religión, por el contrario, raramente desempeña un papel. Los sucesos de las últimas semanas y las dramáticas imágenes televisivas sobre los refugiados contribuyeron enormemente a que mucha gente quiera hacer algo. Y naturalmente también vale: ayudar a alguien que se halla en una situación precaria satisface y hace feliz.

¿Existe un voluntario “típico”?
Sí, así es. De acuerdo con nuestra encuesta, es mujer, tiene una buena formación  y se halla en una buena situación económica. Además constatamos una alta proporción de voluntarios con ascendencia migratoria: un 40 por ciento, el doble de su proporción en la población en general. Esas personas ayudan con el corazón: “entiendo en qué situación te encuentras”.

www.bim.hu-berlin.de

© www.deutschland.de