Pensar en dos mundos

Profesiones con futuro: la bioinformática combina la biología con la informática y acelera la investigación.

En el mercado laboral hay una gran demanda de conocimientos de bioinformática.
En el mercado laboral hay una gran demanda de conocimientos de bioinformática. AdobeStock
 Professor Andreas Hildebrandt von der Johannes Gutenberg-Universität in Mainz.
Prof. Dr. Andreas Hildebrandt

El profesor Andreas Hildebrandt es docente en la Universidad Johannes Gutenberg, de Maguncia, en la que están inscritos aproximadamente 4.500 jóvenes extranjeros de más de 130 países. Aquí dice por qué la bioinformática es un estudio con futuro:

“Si la pandemia de covid hubiera estallado algunos años antes, hoy la situación sería muy diferente. Los agentes patógenos y sus variantes no habrían sido identificados tan rápidamente y el desarrollo de vacunas y medicamentos habría llevado más tiempo. Esos éxitos se basan en gran medida en los conocimientos de los bioinformáticos, una disciplina bastante joven en Alemania. En sus investigaciones, los biólogos siempre trabajan con datos, tanto si estudian la genética de las hormigas como si desarrollan nuevos medicamentos o pesticidas para la agricultura. Para evaluar sus resultados, dependen de los métodos del tratamiento de datos.

La bioinformática interrelaciona ambas disciplinas. Es interesante para aquellos informáticos que sienten que la informática pura es demasiado abstracta y que aprecian los resultados prácticos. Sin embargo, es muy difícil imaginarse datos biológicos si nunca se ha estado en un laboratorio. A la inversa, los biocientíficos necesitan entender cómo funcionan los algoritmos para poder analizar y evaluar los datos biológicos.

En las universidades de Alemania hay dos tipos de estudios de bioinformática: el enfoque orientado a los métodos está más próximo a las matemáticas y la informática, mientras que el orientado a las aplicaciones hace más hincapié en el componente biológico. Nuestro programa de máster en Bioinformática Aplicada de la Universidad Johannes Gutenberg, de Maguncia, por ejemplo, está dirigido específicamente a quienes tienen ya un grado en medicina o biología.

Actualmente, en el mercado laboral hay muchos biólogos, pero todavía muy pocos bioinformáticos. Los estudiantes no tienen que saber programar. Lo importante es un marcado interés por el pensamiento lógico y las matemáticas. Los métodos no se inventan en nuestros laboratorios, pero los estudiantes necesitan entender cómo funcionan, y para eso se necesitan matemáticas superiores.

Tanto para los estudiantes de las biociencias como los de las tecnologías de la información vale: deben ser capaces de cambiar a una forma de pensar completamente diferente en cada caso. Pero ahí es precisamente donde reside el gran valor añadido: la bioinformática es una ciencia que evoluciona rápidamente, lo que se enseña hoy estará obsoleto mañana. Quien desarrolla una comprensión de las ideas que subyacen a la metodología serán siempre capaces de adaptarse a las nuevas interrogantes que planteará el futuro."

Prof. Dr. Andreas Hildebrandt, Instituto de Informática de la Universidad Johannes Gutenberg, Maguncia, y director del Gutenberg Teaching Council (GTC).

© www.deutschland.de

 

 [FA1]Bitte Bild Hildebrandt einfügen