Auge de las huertas urbanas

Hace 150 años surgieron las primeras huertas urbanas, hoy cada vez más populares.

picture-alliance/dpa - Urban Gardening
picture-alliance/dpa - Urban Gardening picture-alliance/dpa - Urban Gardening

Hace 150 años surgieron en Leipzig las primeras “huertas de Schreber” (“Schrebergarten”). Iniciador del movimiento de la huerta urbana en Alemania fue Moritz Schreber. Schreber, un médico de Leipzig, exigió en la época de la industrialización áreas verdes y plazas de juegos para fortalecer la salud de los niños en las ciudades. Hubo tiempos en los que las pequeñas parcelas verdes, ubicadas generalmente en las afueras de las ciudades y que pueden ser alquiladas o compradas, fueron consideradas “timoratas”. Hoy, la tendencia mundial al “urban gardening” ha llegado también a las “huertas de Schreber” de Alemania, que están organizadas en asociaciones. Cada vez más familias y jóvenes cultivan en Alemania una pequeña parcela. Sus motivos: quieren realizar actividades físicas y alimentarse sanamente. En las huertas urbanas ven una compensación al trabajo diario. Sobre todo en las grandes ciudades hay ya listas de espera para interesados. Casi un millón de personas están organizadas en Alemania en unas 15.000 asociaciones de huertas urbanas.

Huertas urbanas comunitarias

Quien considera que las asociaciones de huertas urbanas tienen demasiadas reglas, puede optar por labrar la tierra, plantar y cosechar en otro lado. “Urban gardening” es el término general que refleja esa tendencia. En muchas ciudades han surgido superficies de huertas urbanas en las que los amigos del “urban gardening” pueden alquilar parcelas y cultivarlas de acuerdo con sus propias ideas. Vecinos de barrios crean además cada vez más huertas comunitarias, con el objetivo de dar vida a áreas hasta ahora yermas. Un conocido ejemplo es el “Allmende Kontor”, en los terrenos del antiguo aeropuerto de Tempelhof, en Berlín. Otro fenómeno es el “guerrilla gardening”: amigos de la naturaleza plantan arbustos (generalmente de noche) en plazas públicas o terrenos olvidados detrás de casas o arrojan “bombas de semillas” sobre franjas de tierra o isletas en medio de las calles. Eso está en realidad prohibido, pero tiene el objetivo de llevar más naturaleza a la ciudad… y es hoy generalmente tolerado por las administraciones municipales.

150 años del Movimiento Schreber, los días 14 y 15 de junio de 2014 en el Museo Alemán de Huertas Urbanas, en Leipzig

www.kleingarten-bund.de

www.kleingarten-museum.de

http://gartenpiraten.net/

© www.deutschland.de