Baerbock pide paciencia

¿Cuál es el siguiente paso en el diálogo con Rusia? En una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la UE, Annalena Baerbock pide paciencia.

Baerbock fordert Geduld
dpa

Brest (dpa) - La ministra alemana de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock, pide que continúen las conversaciones con Rusia, a pesar de la falta de resultados hasta ahora. "Aunque no haya habido ningún movimiento real por el momento, es importante volver por fin a la mesa de diálogo", señaló la política de los Verdes el jueves al margen de una reunión de la UE en Brest (Francia). "Lo importante es que estamos reunidos y que se mantienen ahora las conversaciones. Y hacerlo, aunque sea duro, con mucha paciencia y perseverancia".

Homólogos como el luxemburgués Jean Asselborn expresaron opiniones similares en la ciudad portuaria del noroeste de Francia. "Estamos aquí (...) para evitar guerras, para hacer todo lo posible para evitar que se produzcan", dijo el ministro de Asuntos Exteriores más veterano de la UE. No hay que cerrar ninguna puerta, añadió. Sin embargo, al mismo tiempo, representantes de países como Dinamarca, Suecia, Lituania y Polonia pidieron que se trazaran líneas rojas claras con Rusia y su presidente Vladimir Putin. Putin debe entender que sus amenazas militares son completamente inaceptables, apuntó el ministro de Asuntos Exteriores danés, Jeppe Kofod. El líder del Kremlin está tratando de revivir los días más oscuros de la Guerra Fría, concluyó.

El  ministro rumano Bogdan Aurescu abogó por seguir adelante con los preparativos de las sanciones de la UE en caso de que Rusia ataque a Ucrania. Al margen de la reunión de los ministros de Asuntos Exteriores, la UE anunció la prórroga por otros seis meses de las sanciones económicas ya vigentes contra Rusia, de acuerdo con la decisión adoptada por los jefes de Estado y de Gobierno en diciembre.

Se habían impuesto tras el derribo de un avión de pasajeros de Malasia con 298 personas a bordo sobre el este de Ucrania en julio de 2014.

Según las investigaciones, fue derribado por los separatistas prorrusos.