Conferencia de donantes para Afganistán

La comunidad internacional desea luchar contra el hambre y salvar la vida pública del colapso en Afganistán. El ministro alemán de Asuntos Exteriores Maas supedita la ayuda a condiciones.

Afghanische Kinder
picture alliance/dpa

Ginebra (dpa) - Menos de un mes después del regreso de los talibanes islamistas al poder en Afganistán, la comunidad internacional celebra el lunes una conferencia de donantes en Ginebra. El objetivo de la reunión, bajo el paraguas de las Naciones Unidas, es luchar contra el hambre en el país centroasiático y evitar un colapso de la vida pública. Las agencias de ayuda de la ONU han registrado necesidades financieras hasta diciembre por valor de 606 millones de dólares (513 millones de euros). Muchos países están dispuestos a prestar ayuda humanitaria, pero supedita la ayuda a condiciones.

Se espera que asistan a la conferencia unos 40 ministros, entre ellos el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas (SPD). El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, también tiene previsto ir a Ginebra. Muchos otros sólo participarán mediante enlace de vídeo. Los talibanes han vuelto al poder en Afganistán a mediados de agosto. Las tropas internacionales han abandonado casi por completo el país tras una misión de casi 20 años.

Antes de partir hacia Ginebra, el ministro de Asuntos Exteriores Maas declaró: "Nos corresponde a nosotros, como comunidad internacional, asumir ahora la responsabilidad por la población de Afganistán y proporcionar ayuda humanitaria allí donde se necesita con tanta urgencia. Esto requiere un acceso adecuado para las organizaciones humanitarias en Afganistán, así como que los colaboradores no tengan que temer intimidaciones, arbitrariedades o restricciones en su labor por parte de los talibanes". Dejó claro que no se plantea un compromiso en Afganistán que vaya más allá de la mera ayuda de emergencia. Sólo las acciones de los talibanes determinarán si esta línea podrá ajustarse en el futuro.