Maas: No quedarse de brazos cruzados

Los militares han tomado el poder en Myanmar. La UE quiere ahora presionar con sanciones.

Maas: Nicht tatenlos zuschauen
dpa

Bruselas (dpa) - La cúpula militar de Myanmar se ve amenazada por nuevas sanciones de la UE tras su golpe de Estado contra el Gobierno.

"Se utilizarán todos los canales diplomáticos que aún existen para trabajar en pro de una desescalada de la violencia", señaló el lunes el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, al margen de las consultas con sus colegas de la UE en Bruselas, y que con todo  al mismo tiempo, se preparan sanciones contra el régimen militar en caso de que esto no tuviera el efeecto deseado.

El político del SPD dijo que en particular el tratamiento de los manifestantes en Myanmar  era "extremadamente preocupante". Seguimos condenando el golpe de Estado de la cúpula militar y no estamos dispuestos a seguir mirando de brazos cruzados los acontecimientos en el país del sudeste asiático.

En una declaración adoptada por los ministros de Asuntos Exteriores el lunes, la UE reiteró su llamamiento al "fin inmediato del estado de emergencia, el restablecimiento del gobierno civil legítimo y la apertura del parlamento recién elegido". La UE también pide la liberación inmediata e incondicional de todos los detenidos en el golpe, incluidos el presidente Win Myint y la Consejera de Estado Aung San Suu Kyi.