Scholz y Macron instan a la desescalada

Tras su reelección como presidente francés, Macron viajó por primera vez a Berlín. Junto con el canciller Scholz, instó a que se dieran pasos concretos hacia un alto el fuego en Ucrania.

Scholz und Macron dringen auf Deeskalation
dpa

Berlín (dpa) - Dos meses y medio después del inicio de la guerra de Ucrania, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el recién reelegido presidente francés, Emmanuel Macron, unieron sus fuerzas en Berlín para pedir pasos concretos hacia un alto el fuego. "Lo que queremos conseguir es un alto el fuego, lo antes posible", dijo Macron. Según él, ésta es la única manera de concluir las negociaciones entre Ucrania y Rusia para lograr la paz y, posteriormente, la retirada permanente de las tropas rusas. "Ese es nuestro objetivo".

Scholz también señaló que, después de tantas semanas de guerra, hay que dar pronto pasos decisivos hacia el fin del conflicto. Pero dijo que era inconcebible que Ucrania aceptara una "paz dictada" que pretenda imponer condiciones que Ucrania no pueda aceptar para su soberanía e integridad como nación.

Macron también subrayó que, para él, el discurso del presidente ruso Vladimir Putin en el desfile militar en Moscú para conmemorar el 77º aniversario de la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi no era todavía una señal de desescalada. Muchos observadores esperaban un discurso mucho más duro por parte de Putin, incluso el anuncio de una movilización general o una declaración formal de guerra a Ucrania.

Para Macron, la visita a Scholz fue su primer viaje al extranjero tras su toma de posesión el fin de semana. Hace quince días, fue reelegido como presidente. La rápida y tradicional primera visita oficial fue vista de la parte francesa como una muestra de la importancia del tándem franco-alemán.