"Vitales"

Para el Ministro de Desarrollo Gerd Müller, las remesas de los migrantes no son un sustituto de la ayuda al desarrollo.

„Überlebenswichtig“
dpa

Berlín, 22 may (dpa) - El ministro alemán de Desarrollo, Gerd Müller, recalcó hoy que las remesas de migrantes a sus países de origen son sumamente importantes para millones de personas en naciones en desarrollo, pero que no son un sustituto de la ayuda para fomentar las economías locales.

Müller señaló a dpa que, según datos del Banco Mundial, los migrantes de todo el mundo enviaron unos 554.000 millones de dólares a familiares en sus países de origen en 2019, es decir tres veces más que los fondos destinados a la ayuda al desarrollo.

El ministro germano reconoció que las remesas son "vitales" para la supervivencia de muchas familias. "Sin embargo, estos fondos solo benefician a las personas que tienen parientes o amigos en el extranjero. Por eso no son un sustituto para un desarrollo sostenible en el país, que beneficia a todos", destacó Müller.

El Banco Mundial advirtió recientemente de que este año las remesas podrían disminuir en casi un 20 por ciento en todo el mundo debido a la crisis generada por la pandemia del nuevo coronavirus.

En América Latina, donde habían llegado en 2019 remesas por 96.000 millones de dólares, se espera una caída del 19,3 por ciento en el presente año, según las estimaciones del Banco Mundial.

Muchos migrantes han perdido su empleo. Además, es difícil transferir las remesas. Esto podría ser desastroso para las familias en los países en desarrollo.

Por ejemplo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) observó que las remesas representaron el 32 por ciento del producto interno bruto de Somalia en 2019.

Según el FMI, en 2017 Alemania fue con 22.100 millones de dólares el quinto país de origen de las remesas en todo el mundo, después de Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Suiza.