Cómo construir y ayudar rápidamente

La joven arquitecta Sarah Friede proyectó una clínica modular. Su idea puede revolucionar la ayuda humanitaria.

El proyecto de Sarah Friede para un hospital modular en Homs.
El proyecto de Sarah Friede para un hospital modular en Homs. Fachhochschule Lübeck

Alemania. Heridos graves atendidos en forma precaria en hospitales severamente dañados: imágenes conmovedoras que llegan desde regiones de guerras o catástrofes. La infraestructura médica debe volver a funcionar lo antes posible. Partiendo de ese enfoque, Sarah Friede desarrolló, en el marco de su tesis de máster en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Lübeck, un sistema de módulos para la construcción de hospitales. Módulos estandarizados –cajones poliédricos con un marco de metal – pueden combinarse de diferentes formas, para crear espacios de diferentes tamaños. También es posible colocar uno sobre otros, de tal forma que también es posible una construcción de varios pisos. Un módulo puede transformase en sala de operaciones, cuarto de hospital o laboratorio. El prototipo, un edificio de siete pisos con dos secciones en forma de U, será construido en Siria. El impulso para ello provino del profesor Oliver Rentzsch, experto en economía médica.

Sra. Friede, Sr. Rentzsch, ¿cómo comenzó el proyecto?

Oliver Rentzsch: “Estaba en Siria por encargo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para realizar un inventario del estado de la atención médica. En vista de los daños en la clínica de la ciudad de Homs y el deplorable estado de otros hospitales, quedó claro que sería necesario construir nuevos hospitales. Pero había varios problemas: un nuevo hospital debía construirse rápidamente, a bajo costo, ser de buena calidad y poder ser realizado con recursos locales. Con esas premisas me dirigí a la Universidad de Ciencias Aplicadas de Lübeck. Así, el proyecto llegó hasta la Sra. Friede.

Sarah Friede, arquitecta
Sarah Friede, arquitecta Privat

Sra. Friede, ¿con qué desafíos arquitectónicos y culturales se vio confrontada?

En primer lugar, me pareció que no era fácil proyectar un hospital para otro entorno cultural. Durante mis estudios aprendimos las directrices válidas para la construcción de hospitales en Alemania y Europa. Pero en Siria, en algunas áreas las necesidades son otras, la tasa de nacimientos es mucho mayor y también la separación entre los sexos desempeña un importante papel. Además, en situaciones de crisis, en los procesos de trabajo en las clínicas rigen otras prioridades. Una gran ayuda fue el contacto con un sirio que tiene familiares que trabajan en el sector de la salud. Fue quien me proporcionó información y planos y los tradujo del árabe. En el diseño de la fachada, los cuartos y el patio intenté implementar referencias culturales. El hecho de que el hospital será construido por sirios en su país da al proyecto la mayor aceptación posible.

El modelo modular de hospital de Sarah Friede es un hito en la convivencia global

Prof. Oliver Rentzsch, Dr. M.D. Dipl.-Ing.

Sr. Rentzsch, ¿Qué importancia tiene la clínica modular de Sarah Friede para la ayuda humanitaria?

Es una pequeña revolución. Con el “modelo Friede” podemos ofrecer atención médica de calidad y rápidamente, adaptada a la cultura local, con la necesaria individualidad, en las dimensiones requeridas y una estructura flexible. Ello satisface todas las exigencias planteadas a la ayuda humanitaria. El proyecto es también un hito para la convivencia global, porque así tenemos la posibilidad de proporcionar a todos los seres humanos la asistencia médica a la que tienen un derecho fundamental.

Oliver Rentzsch, experto en economía de la salud
Oliver Rentzsch, experto en economía de la salud Privat

¿Cuándo comenzará la construcción de la clínica en Homs?

La financiación aún no está asegurada y todavía falta hacer la planificación de detalle. Pero las autoridades en Siria quieren llevar el “modelo Friede” a la práctica. Y la OMS prometió apoyar el proyecto. Eso ya es mucho. Ahora “solo” falta la decisión política de quienes lo van a financiar. Está claro que, desde el punto de vista humanitario, no hay alternativa a este modelo. Independientemente de los intereses de los países, hay que ayudar in situ. 

Cuando esté asegurada la financiación, ¿cuán rápidamente se construirá la clínica?

Si nos dieran luz verde mañana, la clínica podría entrar en funcionamiento a comienzos de 2019. En términos generales, necesitamos un año de planificación y otro año para la construcción. Luego, la construcción de otras clínicas será más rápida. Gracias a la forma modular de construcción, se genera un automatismo, que el correspondiente Gobierno puede implementar bajo su responsabilidad.

Así entendemos la ayuda de emergencia: apoyo para la transferencia de tecnología de Alemania con el objetivo de solucionar problemas humanitarios. Pero la implementación y la responsabilidad deben estar ancladas localmente. Solo así puede ser sostenible el proyecto. Pienso que también otros países implementarán el “modelo Friede”, porque la técnica convence.

Sra. Friede, ¿planea aplicar este modelo modular también en otro tipo de construcción?

Surgió la idea de aplicar el modelo también para la construcción de escuelas, pero todavía no hay planes concretos. Ahora, lo importante es desarrollar el proyecto de hospital hasta el final, hasta que hayamos construido el prototipo. También puedo imaginarme aplicar este enfoque en otros proyectos de ayuda humanitaria.

Más información: AIHD Modular System

© www.deutschland.de