Celebrados directores de ópera

Público y crítica aclaman los eventos más destacados del teatro musical alemán.

dpa/Heinz von Heydenaber - Opera

La Ópera Estatal de Baviera en Múnich puede estar satisfecha: según una encuesta entre críticos de la revista sectorial "Opernwelt", en la que cada año participan 50 expertos internacionales en ópera, ha sido elegida la mejor ópera del año 2014. Los miembros del jurado elogiaron "el excelente nivel musical, la variedad y la calidad del programa“. Una gran parte del éxito se atribuye a su director musical Kirill Petrenko, a quien los expertos distinguen a la vez como "Director de Orquesta del Año".

Petrenko, nacido en 1972, proviene de una familia judía de músicos de Omsk, Siberia. Su primera actuación pública como pianista fue ya en la infancia. Estudió y trabajó en Austria hasta que a los 27 años llegó al prestigioso Teatro Meininger como el director musical más joven de Alemania. Precedido de la fama de persona adicta al trabajo, pero también de "anti-maestro", pronto se demostró su personalidad normal, honesta, divertida y modesta. De 2002 a 2007, Petrenko fue director general de la Komische Oper Berlin - que, por cierto, en 2013 fue elegida ópera del año.

Casi cuatro millones de espectadores

La Komische Oper es la más pequeña de las tres óperas del Berlín. Aquí su jefe artístico y director principal de orquesta es Barrie Kosky, quien ha contribuido de forma determinante a su excelente programa. Kosky tanto como Petrenko han experimentado un ascenso meteórico. Kosky nació en Melbourne en 1967, como nieto de inmigrantes judíos de Rusia, Polonia y Hungría, y fue inicialmente actor. Después de una formación como pianista y estudios de historia de la música se dedicó a la dirección de orquesta, por ejemplo en la Ópera de los Países Bajos de Ámsterdam, la Ópera de Los Ángeles, English National Opera de Londres, la Ópera Estatal de Viena, en el Teatro Aalto de Essen, en el Deutsches Theater de Berlín y el Schauspiel Frankfurt. Ahora en la Komische Oper, con sus exuberantes y sensuales producciones atrae altos elogios de la crítica y el público.

La ópera en Alemania es muy popular y es alta la densidad de salas de ópera y de sus funciones: en la temporada 2012/13, la Asociación de Teatros de Alemania registró en este sector unos cuatro millones de espectadores.

www.buehnenverein.de

www.staatsoper.de

www.komische-oper-berlin.de

© www.deutschland.de