Richard Wagner con motivo de su 200º aniversario

El compositor representa la transición hacia la modernidad musical. Llevó una vida azarosa y trascendió muchas fronteras.

picture-alliance/dpa

Es admirado, pero también odiado. Sobre su música y su visión del mundo, las opiniones están divididas: Richard Wagner nació el 22 de mayo de Leipzig y murió en 1883 en Venecia. Abrumó musicalmente muchas veces a sus contemporáneos y la posteridad quedó irritada por los abismos de su carácter. Sobre lo que no existe polémica, sin embargo, es en la opinión de que este sajón tan seguro de sí mismo, con el drama musical „Tristán e Isolda“ en 1865, fue el primer compositor que se atrevió a incursionar en el modernismo musical. „Hasta Tristán e Isolda no había existido una ópera de la magnitud, intensidad, complejidad armónica e instrumentación similar, con esa sensualidad, vigor mitológico e imaginación“, escribe el musicólogo y experto en Wagner Wolfgang Sandner.

También revolucionario fue „El anillo del Nibelungo“, un maratón musical de 16 horas de duración, repartido en cuatro veladas. La obra maestra de Wagner tomó a los dioses germánicos de la saga de los Nibelungos de base para una gran crítica social, en la que al final el mundo sucumbe a las llamas. 26 años trabajó Wagner en el „Anillo“ hasta satisfacer sus propias demandas como obra de arte total, que logra reunir en sí poesía, teatro y música. Convencido de su genio compositivo, tuvo la visión de crear con la ópera el „arte del futuro“. En agosto de 1876, el „Anillo“ inauguró el primer Festival de Bayreuth - hasta hoy el acontecimiento musical más atractivo para los amantes de Wagner.

El músico llevó una vida muy agitada. Wagner celebró sus primeros éxitos en Dresde, con la ópera „Rienzi“. Le siguieron “El holandés errante”, „Tannhäuser“ y „Lohengrin“. En Dresde, Wagner participó en la sublevación de mayo de 1849, fue buscado por la justicia y tuvo que huir primero a París y más tarde a Zúrich. Wagner pasó en realidad la mayor parte de su vida en el exilio en Suiza o huyendo de los acreedores, porque le gustaba vivir por encima de sus posibilidades. El compositor se casó dos veces y tuvo muchos romances. Las convenciones sociales poco le importaban. Su segunda esposa, Cosima, hija del virtuoso pianista Franz Listz, estuvo casada con Hans von Bülow, amigo y colega de Wagner.

Con motivo del 200º aniversario de su nacimiento, muchas ciudades que están relacionadas con su biografía, rinden homenaje al romántico tardío con producciones, exposiciones y debates. Sobre todo Leipzig, Dresde, Múnich, y por supuesto su última ciudad de residencia Bayreuth ofrecen eventos para el Año de Wagner.

El 22 de mayo de 2013 se celebra el 200º aniversario del nacimiento de Richard Wagner

www.wagnerjahr2013.de

© www.deutschland.de