“Oportunidad de autorrealización”

Por qué artistas internacionales se sienten atraídos por Alemania, cómo viven y trabajan aquí. Dos destacados artistas.

Alexei Kostroma delante de “No Brain No Pain”
Alexei Kostroma delante de “No Brain No Pain” STUDIO KOSTROMA

Alexei Kostroma, artista germano-ruso

Alexei Kostroma nació en 1962 en la ciudad rusa de Kostroma. El artista se sintió atraído en 2003 por Alemania. “El país me ofrece oportunidades de autorrealización e integración en el proceso artístico global”, dice Kostroma. Agrega que se considera inventor de la llamada “vía orgánica”, cuya idea básica es “investigar la unidad de las interrelaciones entre las leyes de la naturaleza y las de la sociedad”, explica. En sus obras de arte, Kostroma refleja el intercambio entre el ser humano y la naturaleza. Al hacerlo, aborda problemas de la existencia humana que no pierden su relevancia incluso después de años. “Durante la crisis financiera mundial, en 2009, bajo el peso de las deudas, comencé una serie de BILLS & DEBTS, mis lienzos estaban cubiertos con largas columnas de facturas impagadas”, cuenta Kostroma. Sus pinturas e instalaciones, de crítica social, llegaron al Museo de Arte Contemporáneo de Moscú y a la Galería Saatchi de Londres, entre otros.

En 2009, abrió el “Studio Kostroma” en Berlín, donde pudo seguir trabajando durante la pandemia. “Gracias al programa de ayuda de emergencia para artistas del Gobierno alemán, pudimos continuar los proyectos que habíamos iniciado”.

Leiko Ikemura, artista japonesa-suiza

Leiko Ikemura delante de una de sus obras
Leiko Ikemura delante de una de sus obras picture alliance / Stefan Sauer/dpa-Zentralbild/dpa

“En mis obras analizo lo animal en los seres humanos y lo humano en los animales, la risa de los leones, los sueños de los árboles, el olvido de las nubes, el erotismo del mar y la rabia duradera de la tierra”. Así describe Leiko Ikemura su arte. Nació en Tsu, Japón, en 1951, pero se fue a Europa en 1973. Comenzó por estudiar pintura en Sevilla, España. Antes de llegar a Alemania, en 1987, creó sus primeras obras en Suiza a principios de la década de 1980. Lo que más aprecia de su vida como artista en Alemania es que “No es sólo cómoda. Hay roces con los que crezco y hay mucha gente ambiciosa que me empuja hacia adelante en lo que hago”. Ha expuesto su obra principalmente en Japón y Alemania, entre otros lugares, en la Neue Nationalgalerie de Berlín y en el Museo Nacional de Arte Moderno de Tokio.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.