Entdecke DE: los maares

La serie “Entdecke DE” invita a descubrir Alemania. Esta vez presentamos el singular paisaje natural de la región de la Eifel Volcánica.

dpa/Franz-Peter Tschauner - Dauner Maare

El lago reposa en medio de la calma. Agua profundamente azul, rodeada de bosques verde oscuro. A primera vista. Pero mirando más detenidamente se ven burbujas por doquier: anhídrido carbónico, sulfuro de hidrógeno y helio hacen que la superficie del agua borbotee. Son jacuzzis naturales típicos de los maares, cráteres anchos y bajos llenos de agua. Los maares son de origen volcánico y surgieron como consecuencia de explosiones causadas por aguas subterráneas que entraron en contacto con lava caliente o magma. A través de miles de años se desarrolló así en la región de Eifel un singular paisaje natural con cráteres, fuentes naturales y bosques.

Para bañarse, practicar senderismo y andar en bicicleta

“Los ojos azules de la región de Eifel”: así describió esas lagunas la escritora Clara Viebig. Hoy, los maares son populares destinos turísticos. Las localidades de Daun y Manderscheid, próximas al Eckfelder Maar, uno de los más antiguos, surgido hace unos 44 millones de años, conforman el centro de ese paisaje. En total existen en la región 75 maares, pero solo diez están llenos de agua. En cuatro de ellos es un particular placer bañarse, por ejemplo en el Pulvermaar, cerca de Gillenfeld.

Los visitantes pueden descubrir los maares de la Eifel a pie o en bicicleta, por ejemplo, en el Recorrido de los Cinco Cráteres, que lleva desde el Gemündener Maar, pasando por el Weinfelder Maar, el Schalkenmehrener Maar y el Windsborn-Krater hasta el Meerfelder Maar, con su diámetro de unos 1,7 kilómetros y una profundidad de 400 metros el mayor lago volcánico de la región.

Maares hay en Alemania no solo en la región de Eifel. Famosa por sus fósiles es la Mina Messel, en Hesse, antiguamente un lago de maar, reconocida por la UNESCO como bien natural del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El volcanismo dejó huellas también en la Jura de Suabia: el Randecker Maar, por ejemplo, tiene un diámetro de 1,2 kilómetros. También allí fueron hallados fósiles de un paisaje subtropical de lagos.

www.eifel.info

www.grube-messel.de

www.schwaebischealb.de

© www.deutschland.de