“Entdecke DE”: Vino y flores en Eltville

La serie “Entdecke DE” lo lleva de viaje por toda Alemania. Esta vez: a la vendimia en Eltville, en la región de Rheingau.

Besuchenswert: Kloster Eberbach bei Eltville
dpa

¿Quién desempeña el papel protagónico en la exitosa película basada en el libro de Umberto Eco “El nombre de la Rosa”? ¿Sean Connery? Es cierto, en parte. Por otra parte, en la película del director Jean-Jacques Annaud tuvo un papel nada desdeñable también el monasterio de Eberbach, ubicado en la región de Rheingau. En la antigua abadía cisterciense se rodó en 1986 el filme basado en la novela histórica de Eco, que gira en torno a la fe y la superstición, el amor y la muerte. El monasterio se halla cerca de la pequeña ciudad de Eltville, que también es un magnífico destino turístico.

El monasterio de Eberbach es un lugar de recogimiento que rebosa de vida. Allí se ofrecen conciertos de música clásica y jazz; en visitas guiadas, los visitantes experimentan la atmósfera mística de salas con siglos de historia. Sus gestores lo definen como una “obra total de historia, arquitectura, cultura y vino”. ¿Vino? Sin duda. Toda la región es conocida por sus buenos vinos y los del monasterio fundado en 1136 por el abad Bernhard von Clairvaux se cuentan entre los mejores. En unas 200 hectáreas crecen las vides para un vino que hoy se produce en modernas instalaciones y los visitantes pueden degustar en diversos locales de las inmediaciones, ubicados en parajes idílicos.

El vino es, en efecto, uno de los atributos esenciales de Eltville y sus alrededores. El otoño, con la vendimia, es una buena época para visitar la región. Eltville, sin embargo, tiene mucho más que ofrecer: rosas, por ejemplo. Ello nada tiene que ver con Umberto Eco: la “reina de las flores” ya estaba allí mucho antes de que Eco escribiera la novela y el equipo de filmación llegara a Eltville. La zona era ya conocida por su variedad de rosas a fines del siglo XIX y comienzos del XX. En los jardines y parques crecen hoy más de 350 variedades, por lo que a Eltville se la llama “ciudad de las rosas”, cualidad que la “Asociación de los Amigos Alemanes de las Rosas” le concede solo a localidades con particularmente muchas de esas hermosas flores. 

Entre las numerosas variedades que crecen en Eltville, desde 2006 hay una que lleva el nombre “Johannes Gutenberg”. El inventor de la imprenta vivió y trabajó en realidad en Maguncia. Sin embargo, Gutenberg, que en realidad se llamaba Johannes Gensfleisch, pasó de niño algún tiempo en casa de parientes en Eltville. En visitas guiadas pueden seguirse sus huellas en la ciudad.

www.eltville.de

www.rheingau.de

www.kloster-eberbach.de

© www.deutschland.de