Música para los ojos

La música de películas lleva al público de viaje. Vincent Ott, de 26 años, cuenta cómo trabaja un compositor.

Vincent Ott trabaja como compositor de música de cine en Londres.
Vincent Ott trabaja como compositor de música de cine en Londres. Joseph Campos

Vincent, hace poco compusiste la música para dos series de Netflix, ¿en qué trabajas ahora?
Actualmente trabajo en varios proyectos. Uno es la música para la serie documental “Man in the Arena”, sobre el jugador de fútbol americano Tom Brady. También estoy componiendo la música para una exposición sobre danza en Londres, que se presentará en verano. Además, escribo canciones para varios artistas.

¿Cómo compones la música para una película?
Para componer me planteo tres preguntas:

¿Cuándo transcurre la película? Si está ambientada en el futuro, puede que trabaje más con sintetizadores. Si está ambientada en el Renacimiento, por ejemplo, puedo utilizar elementos musicales de esa época.

¿Dónde se desarrolla la película? A una película ambientada en Japón le pondría una música diferente a una ambientada en Alemania.

¿De qué trata la película? Si en el foco se halla la idea del tiempo, por ejemplo, se puede trabajar con el sonido del tictac del reloj. También hay que tener claro de qué no se trata. Por ejemplo, no utilizaría música suave en una película de acción.

¿Es Alemania también un buen país para tener éxito como compositor de música para cine?
Alemania es un lugar excelente para tener éxito en la música para cine. Hay muy buenos lugares para estudiar, formarse y trabajar. Estudiar es gratis en Alemania, en otros países no es así. También son de destacar el congreso de música SoundTrack Colonia y la academia de verano MediaSound Hamburgo. Sin embargo, las películas en inglés tienen un público muy amplio, por lo que ciudades como Los Ángeles o Londres son naturalmente muy atractivas para los compositores de música para cine.

 ¿Qué consejos darías a músicos jóvenes que quieren componer para el cine?
Lo más importante es el entusiasmo por la música, las películas y, por supuesto, por la música de cine. Sin embargo, hay que tener presente que la película siempre tiene prioridad. El director tiene una idea de su obra total. Cuando se pone música a una película, hay que pensar qué música necesita la historia que se cuenta y hay que subordinarse a ella.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.