Más que fotografías

Sebastião Salgado, primer fotógrafo en recibir el Premio de la Paz de los Editores y Libreros Alemanes.

Sebastião Salgado junto a una fotografía de su serie “Génesis”
Sebastião Salgado junto a una fotografía de su serie “Génesis” dpa

El fotógrafo brasileño Sebastião Salgado es un maestro de la fotografía social. Ha retratado a personas hambrientas en Níger, refugiados de guerra en el Congo y mineros en Brasil. Sus fotografías son vívidas, a menudo impactantes, siempre conmovedoras. Muestran el sufrimiento humano sin cortapisas, reflejando la dura realidad, pero siempre también a través del ojo del artista. Salgado documenta, como casi ningún otro, la historia contemporánea, transmitiendo una profunda visión de realidades paralelas. Ahora recibe por su trabajo el Premio de la Paz 2019 de los Editores y Libreros Alemanes.

La Asociación de Editores y Libreros Alemanes honra a un artista "cuyas fotografías claman justicia social y paz y urgen a un debate global sobre la protección de la naturaleza y el clima". En sus fotografías, consecuentemente siempre en blanco y negro, Salgado muestra a personas azotadas por guerras o catástrofes climáticas, pero también a gente arraigada en su entorno natural. Y hace visible tanto "la tierra profanada (...) como su frágil belleza", se lee en la laudatoria del premio.

El fotógrafo de las crisis

Salgado, nacido en 1944, creció en una finca ganadera en el estado brasileño de Minas Gerais. Debido a su compromiso contra la dictadura militar en Brasil, debió emigrar, trasladándose a París en 1969. Salgado había estudiado originalmente economía. En la década de 1970 trabajó como economista en proyectos de ayuda para el desarrollo en África. En 1973 abandonó su profesión para dedicarse por completo a la fotografía.

Las series de fotografías más impresionante de Salgado muestran a mineros que buscan oro en Brasil, pozos de petróleo en llamas en la Guerra de Kuwait 1990/1991 y movimientos migratorios en el continente africano. A menudo vivió durante meses en regiones en crisis. En 1994 documentó el genocidio en Ruanda y el subsiguiente movimiento de refugiados hacia el Congo. Debido a las difíciles situaciones en que vivió en las regiones en crisis, cayó gravemente enfermo y se retiró a la granja ganadera de sus padres en Brasil.

Su compromiso con la selva tropical

A fines de la década de 1990, Salgado y su esposa comenzaron a reforestar las tierras de la finca ganadera. El "Instituto Terra", una organización fundada por Salgado en 1998, plantó más de dos millones de plántulas. Iniciativas locales se sumaron a la idea, creándose así un ecosistema que actualmente abarca 7.000 hectáreas. Hoy, la antigua granja está bajo protección. En el nuevo ecosistema crecen 293 especies de plantas y viven 235 especies de animales, incluyendo el puma, en peligro de extinción. Además de su trabajo artístico, la Asociación de Editores y Libreros honra también su compromiso ecológico.

Desde 1950, la Asociación de Editores y Libreros Alemanes entrega tradicionalmente el Premio de la Paz al final de la Feria del Libro de Fráncfort en la iglesia de San Pablo de la misma ciudad. Este año, el premio le será entregado a Salgado el 20 de octubre. El premio, dotado con 25.000 euros, se concede a personalidades que en la literatura, la ciencia o el arte contribuyen a hacer realidad la idea de la paz. En 2018, recibieron el premio Aleida y Jan Assmann, por su compromiso con la cultura de la memoria histórica.

Con material de dpa

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo