Preparados para el cambio

El 72º Día de América Latina en Hamburgo reunió a expertos de muchos países. Tres de ellos describen aquí sus impresiones.

Hamburgo: puerta al mundo y hacia América Latina
Hamburgo: puerta al mundo y hacia América Latina dietwalther/AdobeStock

El Día de América Latina es la principal conferencia anual de la Asociación para América Latina, con sede en Hamburgo, y un evento central para todos los interesados en las relaciones entre Alemania y América Latina. En vista de los desafíos globales, tales como la pandemia del coronavirus y el cambio climático, el lema del 72º Día de América Latina, celebrado a principios de noviembre de 2021, fue: "¿Preparados para el cambio?". Durante los dos días que duró la conferencia, expertos internacionales, ministros de Energía de países latinoamericanos, representantes de bancos de desarrollo y expertos del sector debatieron acerca de qué respuestas dar a esas cuestiones y cómo pueden plantearse y aplicarse nuevos enfoques en la región. El primer día de la conferencia estuvo dedicado al tema “Recuperación económica y nuevos caminos para un desarrollo sostenible. Consecuencias y estrategias” y a distintas oportunidades de entablar contactos. El segundo día se centró en el tema “Políticas energéticas en América Latina y oportunidades de cooperación”. La invitada de honor a la tradicional cena de gala en el Ayuntamiento de Hamburgo fue S.E. Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta y canciller de la República de Colombia.

Dante Mossi
Dante Mossi Bandowski

Dr. Dante Mossi, presidente ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE):

Veo muchas oportunidades de cooperación con Alemania, sobre todo en el área de las energías renovables, la fabricación de vehículos y allí especialmente en el transporte ferroviario. También el comercio vía marítima desde Hamburgo con la región centroamericana, por ejemplo, tiene un enorme potencial de desarrollo. Tenemos que ampliar el diálogo más allá del comercio de plátanos e incluir el comercio de vehículos, turbinas y otros productos alemanes de calidad que la región necesita urgentemente. Tengo grandes esperanzas de que podamos abrir las puertas a más empresarios alemanes, nuestro banco también financia estudios de viabilidad de pequeñas empresas de ingeniería. Hemos aprendido de la pandemia que necesitamos atraer a más empresas de Alemania, por ejemplo, del sector sanitario o de la producción de vacunas. Queremos asignar fondos para abrir sectores en los que tradicionalmente no se habría pensado. Este “new sharing” significa que la producción de ciertos bienes debe realizarse cada vez localmente. Nosotros aportamos los fondos para ello. Lo que necesitamos ahora es un sistema de calidad técnica en sectores como la biomedicina, la ingeniería y las infraestructuras que traslade esos beneficios al pequeño empresario. Ahí es donde creo que Alemania puede aportar sus conocimientos”.

Constanza Correa Sarmiento
Constanza Correa Sarmiento Bandowski

Constanza Correa Sarmiento, directora de Sostenibilidad y Educación en la Cámara de Industria y Comercio Colombo-Alemana (AHK Colombia) / Red DHLA (Duale Hochschule Lateinamerika), Business Scout for Development

“Como responsable de Sostenibilidad y Educación de la Cámara de Industria y Comercio Colombo-Alemana veo mucho potencial en las relaciones entre América Latina y Alemania, especialmente en el área de la educación. Alemania tiene fuertes relaciones comerciales y culturales con América Latina desde fines del siglo XVIII, pero que en los últimos años han perdido intensidad. En cambio, Estados Unidos y China han ganado influencia. Alemania tiene ahora la oportunidad de volver a tener más presencia, ya que representa alta calidad y altos estándares. La educación es un tema transversal en esas relaciones reiniciadas, porque el desarrollo sostenible necesita de la educación. En la región existen desde hace años proyectos piloto, sobre todo de formación dual, financiados por ministerios alemanes, pero debido a la pandemia, el desempleo ha aumentado aún más entre los jóvenes y las empresas no invierten. La cualificación de los trabajadores adquiere una enorme importancia. Los objetivos de sostenibilidad que queremos alcanzar para 2030 sólo funcionarán si pensamos también en términos de cualificación y formación. Ahora es el momento en que tenemos que decir a los jóvenes: te ofrecemos oportunidades. Ello refuerza las relaciones y mejora la tecnología y las relaciones comerciales. Por eso es importante acercar aún más a Alemania y América Latina".

Detlef Nolte
Detlef Nolte Bandowski

Prof. Dr. Detlef Nolte, miembro investigador asociado en el Instituto Alemán de Estudios sobre América Latina (ILAS) del GIGA, Hamburgo, y miembro asociado América en la Sociedad Alemana de Política Exterior (DGAP)

“Las relaciones entre Alemania y América Latina tienen actualmente un perfil más bien bajo. Debido a los numerosos problemas que debe afrontar Alemania en materia de política exterior y política interior, la iniciativa del último Gobierno alemán no ha avanzado mucho. Por supuesto, eso tiene mucho que ver con los problemas causados por la pandemia, con los debates europeos e incluso con las elecciones para el Bundestag. Alemania tiende a centrarse en la política interior. Pero eso vale también para América Latina, donde hay y ha habido muchas elecciones, por ejemplo en Chile, Colombia y Perú. Brasil no representa necesariamente intereses europeos o alemanes, Argentina tiene grandes dificultades económicas y México tampoco es un socio cómodo en este momento. Actualmente nos faltan las contrapartes adecuadas. Considero que el factor clave para fortalecer las relaciones es el acuerdo comercial con el Mercosur. Si pudiéramos conseguirlo, sería una clara señal de que Europa, y por lo tanto, también Alemania, quiere cooperar más con América Latina. Debemos enviar señales claras y acompañar las palabras con hechos. También son importantes otros acuerdos, por ejemplo, en relación con la protección de la selva tropical, porque además de la economía hay que reforzar el diálogo político y entre las sociedades civiles. Desde 2017 no ha habido ninguna cumbre oficial entre Europa y América Latina. Ello debe cambiar”.

© www.deutschland.de