Nuevos emprendimientos en Alemania

La actividad emprendedora está más activa que nunca en Alemania. Algunos ejemplos de éxito Parte 1: Startups en el sector de TI

dpa/Gero Breloer - Startups

En Berlín se crea una nueva empresa cada 20 horas, también Múnich y Hamburgo son ciudades atractivas para jóvenes emprendedores. De acuerdo con datos del Startup-Monitor (DSM), un 8,6 por ciento de las empresas alemanas creadas en año 2015 se situaban en el área de TI y desarrollo de software. En particular ciudades universitarias de Alemania orientadas a la técnica y a la economía de empresas generan excelentes especialistas en informática. Pero no todos los buenos informáticos son también buenos emprendedores.

EXIST impulsa

Impulsor de estas tendencias es EXIST, un programa de fomento del Ministerio de Economía y Tecnología de Alemania (BMWi). EXIST apoya a graduados, científicos y estudiantes en la preparación de su emprendimiento. La empresa de Múnich Celonis es un buen ejemplo. Fue creada con apoyo de EXIST en 2011 por tres estudiantes de la Universidad Técnica de Múnich. Martin Klenk, Bastian Nominacher y Alexander Rinke ofrecen la tecnología para Big Data "Process Mining", que analiza procesos de forma automatizada en empresas. Hoy en día el programa de Celonis es utilizado en más de 25 países por empresas como Siemens, Deloitte, Bayer y Vodafone. También en el sur de Alemania, en Augsburgo, tiene su sede la empresa Secomba. Fue creada por Andrea Pfundmeier, en línea con las nuevas tendencias, ya que, según el DSM, el porcentaje de mujeres emprendedoras ha aumentado del 10,7 por ciento en 2014 al 13 por ciento en 2015. Junto con Robert Freudenreich, la abogada de Derecho económico lanzó Boxcrypter, un software de encriptado para el registro seguro de datos en la nube. Este startup fue galardonado en 2014 con el Premio Alemán de Emprendedores. Boxcrypter logró imponerse a gigantes ya establecidos en el sector.

Berlín es la capital alemana de los emprendedores. Tan solo en 2015 se invirtieron 2100 millones de euros de capital riesgo en nuevas empresas de Berlín. Es el valor más alto en toda Europa. En el segundo puesto se encuentra Londres, con una inversión de 1700 mil millones de euros. Berlín también es la cuna del startup Cookies, una empresa que hace posible realizar transferencias tan fácilmente como enviar un mensaje de texto. Es lo que promete este sistema de pago mediante aplicación móvil. Sus fundadores, el ruso Garry Krugljakow y el argelino Lamine Cheloufi, dan empleo a 24 personas de 12 países. Un buen ejemplo de la internacionalidad de las nuevas empresas alemanas: casi el 10 por ciento de los emprendedores y un 22 por ciento de los empleados en las nuevas empresas provienen del extranjero.

http://deutscherstartupmonitor.de

www.celonis.de

www.boxcryptor.com

© www.deutschland.de