¿Distenderse en vacaciones?

Durante las vacaciones, la mayoría de los alemanes no se desconecta de los colegas y el trabajo. 

Arbeiten im Urlaub
dpa

¿Una nueva forma de libertad o una tobillera de vigilancia electrónica? Antes, a nadie se le hubiera ocurrido llamar por teléfono a la oficina durante las vacaciones. Hoy, para la mayoría de los alemanes es un sobreentendido: también en vacaciones pueden ser contactados por el jefe, los colegas o los clientes. Siete de cada diez personas activas en Alemania telefonean, escriben mensajes electrónicos o SMS en la playa o en las montañas en el marco de su actividad laboral. Así lo constató la Asociación Alemana de la Economía de la Información, las Telecomunicaciones y los Nuevos Medios (Bitkom). 

Sobre todo la joven generación da gran importancia a desconectarse por completo del trabajo durante las vacaciones

Bitkom

Son, sobre todo, los jóvenes quienes quieren desconectarse durante las vacaciones. El 37 por ciento de los empleados de hasta 29 años de edad no desean estar localizables; entre los de más de 30 años, solo el 25 por ciento, constató Bitkom en su encuesta. Quienes llaman en vacaciones son, mayormente, los colegas, porque quieren preguntar algo. Seis de diez empleados recibieron en 2016 una llamada telefónica o un mensaje durante las vacaciones. Solo en el 23 por ciento de los casos los llamó el jefe. Casi un cuarto de los encuestados no fue molestado, al fin y al cabo, a pesar de que había manifestado estar localizable. 

Una obligación legal de permanecer localizable durante las vacaciones mayormente no existe. Al contrario: la ley protege el derecho de empleados a no ser molestados en vacaciones. La consigna es entonces: ¡dejar de lado el móvil y a la playa!