Repensar el capitalismo

En Davos, responsables empresariales y políticos debaten sobre una nueva forma de economía. El profesor Jens Südekum explica de qué se trata.

Preparativos para una nueva forma de economía
Preparativos para una nueva forma de economía picture alliance/KEYSTONE

Profesor Südekum, en la 50ª Reunión Anual del Foro Económico Mundial se promoverá el “capitalismo de las partes interesadas” como modelo del futuro. ¿Nos puede explicar brevemente de qué se trata?

El economista Milton Friedman dijo que el único objetivo de las empresas era maximizar sus beneficios. Y que de ello se beneficiaría la sociedad en su conjunto. Ese punto de vista ha demostrado ser demasiado ingenuo. Por supuesto, los intereses de los propietarios –los accionistas–siguen estando muy arriba en la lista de prioridades. Pero las empresas deben tener hoy más en cuenta los intereses de otros grupos –por ejemplo, los empleados, la opinión pública crítica, y, no por último, el medio ambiente, es decir, las “partes interesadas”—, también en caso de que ello suponga menores beneficios en su balance interno.

Jens Südekum, profesor de Economía
Jens Südekum, profesor de Economía © IW Köln

Hasta ahora, se distinguía entre capitalismo de los accionistas y capitalismo de Estado. ¿Cómo se diferencia el capitalismo de las partes interesadas de esas otras dos formas?

En el primer modelo, todo está subordinado a los intereses de los propietarios; en el segundo, el Estado dirige la economía en todas las áreas. El modelo de las partes interesadas tiene una base más amplia. Se basa en procesos basados en el mercado. Pero considera que las empresas tienen una responsabilidad para con la sociedad en su conjunto. Eso es particularmente importante, porque la escasez de personal cualificado será o es ya el tema central. Pero los especialistas altamente capacitados esperan hoy de sus empleadores más que solo buenos salarios. Muchos buscan una misión, una actividad con sentido. Las empresas deben reaccionar ante ello. De lo contrario, también tendrán problemas con una opinión pública cada vez más crítica, que actualmente espera también más que solo productos funcionales a precios bajos.

La ecología fue dejada de lado durante mucho tiempo. Eso está cambiando.

Jens Südekum, profesor de Economía

¿Cómo ve la situación actual en Alemania?

El “capitalismo renano” en Alemania reconoció ya a principios de los años 50 que solo el “beneficio para el accionista” no era suficiente. Por eso, Alemania no solo apostó por el equilibrio social, sino también por la participación y la cogestión de los trabajadores. La ecología, sin embargo, fue dejada de lado durante mucho tiempo. Eso está cambiando. Muchas empresas han reconocido que solo sobrevivirán a largo plazo si centran sus esfuerzos en crecer ecológicamente y producir en forma clima neutral.

La propuesta de un “capitalismo de las partes interesadas” es una cosa; su implementación, otra. ¿Con qué criterios deberán cumplir las empresas en el futuro?

Las empresas deberán preguntarse constantemente a sí mismas en forma crítica: ¿ofrezco un entorno atractivo para los mejores talentos?, ¿está mi actividad empresarial en consonancia con las ideas de la sociedad y, por tanto, con las de mis clientes críticos? A largo plazo, una empresa solo tendrá éxito si tiene en cuenta esos aspectos sociales y ecológicos.

Entrevista: Martin Orth

El Prof. Dr. Jens Südekum es profesor de Economía Internacional en el Instituto de Economía de la Competencia de la Universidad Heinrich Heine, en Düsseldorf. El periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung lo eligió en su clasificación de 2019 como uno de los 20 economistas alemanes más influyentes.

© www.deutschland.de

Newsletter #UpdateGermany: ¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informative