"300 años hasta la igualdad de géneros"

Mujeres y hombres suelen recibir un trato desigual en el trabajo. Hemos hablado de esto con una encargada de igualdad de géneros.

Gabriele Wenner, directora de la oficina de la mujer de Fráncfort
Gabriele Wenner, directora de la oficina de la mujer de Fráncfort

Sra. Wenner, ¿cuánto tiempo hace que existen en Alemania los encargados de la igualdad de género y cuál es su función?

La primera oficina de igualdad de género se estableció en 1982 en Colonia, para luchar por la igualdad de derechos de las mujeres en el lugar de trabajo y en la sociedad. Hoy hay encargados de la igualdad de género en oficinas públicas, instituciones sociales, municipios y empresas grandes. El artículo 3 de la Ley Fundamental de la República Federal de Alemania establece que todas las personas son iguales ante la ley y que hombres y mujeres tienen los mismos derechos. En la Ley Federal de Igualdad de Género se establece la figura del encargado de igualdad de género. Es quien estudia dónde trabajan las mujeres y dónde están infrarrepresentadas para promoverlas y apoyarlas en particular.

En Fráncfort, un hombre percibe una pensión media de 1000 euros, mientras que una mujer solo dispone de 660 euros.

Gabriele Wenner, encargada de Igualdad de género.

¿Qué problemas tienen las empleadas en Alemania?

La compatibilidad entre trabajo y familia es un gran problema, muchas mujeres quieren trabajar a tiempo parcial para poder criar a sus hijos o cuidar a sus familiares. Pero este camino conduce a menudo a la pobreza en la vejez. En Fráncfort, un hombre percibe una pensión media de 1000 euros, mientras que una mujer solo dispone de 660 euros. El acoso sexual en el lugar de trabajo también es un problema.

Todo el mundo debería poder ejercer una profesión que le resulte gratificante.

Gabriele Wenner, encargada de Igualdad de género

¿De qué logro está particularmente orgullosa?

Durante muchos años hemos tenido a una mujer al frente de la oficina de vialidad aquí en la municipalidad de Fráncfort, que se ha jubilado recientemente. Todo el mundo debería poder ejercer una profesión que le resulte gratificante.

¿Cree que su labor acabará siendo superflua?

Me alegraría, y nuestro objetivo cada día es llegar a esa situación. Pero si todo sigue así, pasarán al menos 300 años hasta que alcancemos la igualdad real de géneros.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo