Manufacturas alemanas

Las manufacturas alemanas son productos únicos en el mercado global

dpa/Rolf Vennenbernd - Manufactories

"Made in Germany" – este sello de calidad es sinónimo de excelentes productos de fabricación alemana en todo el mundo. Sin embargo, en contra de la tendencia global a una producción masiva industrial, las manufacturas alemanas son cada vez más exitosas, tanto en Alemania como en el extranjero. Los expertos hablan de un "renacimiento de la manufactura". Históricamente, la manufactura – del latín "manus" (mano) y "facere" (construir, producir) – fue en el siglo XVIII la precursora de la producción industrial, la fase de transición entre la artesanía tradicional y la moderna fabricación. Hoy en día el término manufactura se utiliza para un nuevo tipo de exclusividad, para productos hechos a mano y personalizados, de excepcional valor y calidad.

La iniciativa "Deutsche Manufakturen" se ha fijado el objetivo de difundir la importancia de las manufacturas y de su positiva contribución a la imagen de Alemania en el extranjero. Con esto desea exhibir el completo espectro de la manufacturación alemana, desde la fabricación altamente especializada solo por dos personas hasta manufacturas de proyección internacional. A continuación, algunos ejemplos:

La fábrica de manufacturas Burmester de Berlín produce desde 1977 sistemas de audio de alta gana y ha equipado entre otros el nuevo Porsche Panamera con un con un sistema de sonido envolvente de calidad superior.

Entre los futuros proyectos de Klais Orgelbau se encuentra el equipamiento con un órgano de concierto para la Orquesta Filarmónica del Elba en Hamburgo. Esta fábrica de órganos fundada en 1882 ya ha producido instrumentos para la catedral de Colonia y dos órganos de concierto para la Sala Filarmónica Petronas en las Torres Gemelas de Kuala Lumpur. El órgano olímpico de Qingdao, en China, y el órgano gigante de Seúl provienen de la fábrica de órganos Waldkircher Orgelbau, en la Selva Negra.

Los artículos de porcelana de la Königliche Porzellan-Manufaktur Berlin (KPM), que fue adquirida por Federico el Grande en el siglo XVIII, han sido un apreciado obsequio para personalidades políticas de numerosos países, desde Mijaíl Gorbachov hasta Barack Obama.

Visconti suele utilizar los plumines de Peter Bock para la fabricación de sus exclusivas plumas estilográficas, que por ejemplo fueron utilizadas para la firma de la declaración de la cumbre entre la OTAN y Rusia en mayo del 2002.

Todos tienen algo en común: fabricación manual, calidad superior y gusto por el detalle hacen de sus productos algo muy especial. Precisamente: "Handmade in Germany".

www.handmade-in-germany.org

© www.deutschland.de