“El campeón es el barro”

La galardonada arquitecta alemana Anna Heringer construye con materiales naturales en todo el mundo. Y tiene una clara preferencia.

Arquitecta galardonada: Anna Heringer
Arquitecta galardonada: Anna Heringer Gerald v. Foris

La arquitecta alemana Anna Heringer construye en todo el mundo principalmente con barro, da cursos en universidades de renombre y ha recibido numerosos e importantes premios por sus obras. Desde Laufen, su ciudad natal, en la frontera de Alemania con Austria, lleva a todo el mundo sus ideas de construir para el mañana.

Señora Heringer, ¿qué significa para usted “construcción sostenible”?Significa que construimos en armonía con el entorno. Para ello, tenemos que utilizar recursos naturales, y para mí, el campeón es el barro. Está disponible en grandes cantidades en todo el mundo, pero lo tiramos. Cada excavación para un edificio produce barro, que podríamos procesar en talleres o fábricas locales. El barro también es fácilmente reciclable. Y desde hace siglos sabemos que el barro no tiene efectos secundarios negativos para el ser humano. Es un material de construcción fantástico en todos los sentidos.

Si se calculara correctamente el costo de los materiales de construcción, hoy ya se utilizaría más el barro. Porque entonces los costos de energía y eliminación, por ejemplo, y también las emisiones de CO2 se incluirían en el precio de los materiales de construcción.

¿Es la construcción con materiales naturales como el barro compatible con las casas inteligentes y de alta tecnología de hoy?
Sí, naturalmente. La tecnología solar, por ejemplo, puede complementar perfectamente una casa de barro. Además, aunque el barro se puede trabajar totalmente a mano, también se puede procesar con tecnología moderna. Se trata de las herramientas, no del material.

Experta en construcción con barro: Anna Heringer diseña un modelo
Experta en construcción con barro: Anna Heringer diseña un modelo Alizée Cugney

Su trabajo ha sido premiado y usted tiene una cátedra de la UNESCO. Pero, ¿ve usted también un cambio de mentalidad hacia una mayor sostenibilidad?
Definitivamente hay un progreso. Cuando yo era estudiante, construir con barro era una quimera. Hoy lo enseño en universidades como Harvard o ETH Zúrich. El tema de la construcción sostenible gana creciente importancia. Los antiguos métodos de construcción siguen existiendo, pero cada vez más gente es consciente de que necesitamos cambios urgentemente.

Usted ha realizado proyectos en todo el mundo. ¿Qué diferencias y similitudes ha observado?
La vivienda es una necesidad humana básica, tanto en Alemania como en Bangladesh o Ghana. Todos los niños juegan a construir. Por eso es tan importante la participación de la gente. En los países del Sur global, ese sentimiento de comunidad es aún más fuerte, pero también existe en Alemania. Por ejemplo, cuando hicimos un altar de arcilla en la catedral de Worms, participaron muchas personas de la comunidad. Y se divirtieron mucho haciéndolo juntas. La construcción sostenible se ve obstaculizada por demasiadas reglas y normas, y por el miedo. Necesitamos más confianza, por ejemplo en la construcción con barro.

© www.deutschland.de 

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.