El Premio Alemán de Sostenibilidad

En todas las áreas de la vida surgen en Alemania ideas para una sociedad sostenible. Las mejores son premiadas.

AGB Frankfurt Holding - Sustainability Prize

Que el éxito del grupo Die Fantastischen Vier perdura, ya se sabía: fundado a fines de los años 1980, el grupo de hip-hop llena estadios hasta hoy. No tan conocido es seguramente que los propios músicos practican la sostenibilidad. Pero un premio lo hace visible ahora: Die Fantastischen Vier reciben un galardón de honor en el marco del Premio Alemán de Sostenibilidad 2016. Los miembros del grupo apoyan con sus conciertos iniciativas sociales, tales como “A toda voz contra los nazis”, dirigida contra contenidos racistas en Internet. El cantante Thomas D. vive además en una granja ecológica y promueve los alimentos biológicos y regionales. Smudo forma parte de un equipo de coches de carrera que utiliza combustibles biológicos.

Colmenas en los terrenos de la empresa

También empresas, ciudades, investigadores y arquitectos son honrados con premios por su defensa de la sostenibilidad. El premio es simultáneamente una recompensa y un aliento para seguir por ese camino. Premiada como gran empresa más sostenible fue este año, por ejemplo, Symrise, de Baja Sajonia, que distribuye especias y aromas para alimentos y productos cosméticos. Debido al cambio climático y la contaminación ambiental, las materias primas para elaborar los productos son cada vez más difíciles de conseguir. Por eso, Symrise da cursos de agricultura sostenible a productores de vainilla en Madagascar, mantiene colmenas en los terrenos propios de la empresa y redujo considerablemente el consumo de agua y los residuos en la producción.

School in Madagascar

Vanilla

Por el título de “Gran ciudad más sostenible” compite Núremberg. Como “capital del reciclaje”, esa ciudad de Baviera desempeña un papel pionero: a través de un sistema detalladamente planificado y probado durante largo tiempo recupera materiales de los residuos. En el área de la investigación es seria candidata la Universidad Leuphana, de Luneburgo, que desarrolla un campus “clima neutral”, con el objetivo de abastecerse por completo de corriente eléctrica y calor proveniente de fuentes renovables. El premio de “Construcción sostenible” podría ir para Fráncfort del Meno: la casa “Aktiv-Stadthaus”, de siete pisos, es, según la comisión de selección, una de las unidades de viviendas más innovadoras de Europa. Está considerada una pequeña central energética, ya que genera más energía de la que consume.

Entrega del Premio Alemán de Sostenibilidad, el 25 de noviembre de 2016 en Düsseldorf

www.nachhaltigkeitspreis.de

© www.deutschland.de