Todo lo que hay que saber sobre la transición energética

10 respuestas del Dr. Patrick Graichen, director del renombrado think tank Agora, en Berlín, sobre la transición energética.

Dominique Bruneton/Photo Alto

1. ALEMANIA APUESTA POR LA 
“TRANSICIÓN ENERGÉTICA”. ¿QUÉ 
SIGNIFICA ELLO CONCRETAMENTE?

“La transición energética es el abandono del petróleo, el carbón, el gas y la energía atómica como fuente de energía y su sustitución por energías renovables. Hasta el 2050 por lo menos el 80 por ciento de la electricidad y el 60 por ciento de todo el abastecimiento energético deberán provenir de fuentes renovables. En un comienzo, hasta 2022 dejarán de funcionar todas las centrales atómicas y hasta el 2025, del 40 al 45 por ciento de la electricidad provendrá de fuentes renovables (hoy: 25 por ciento). Ambos objetivos gozan de gran aceptación 
entre la población y los políticos.”

2. ¿QUÉ TECNOLOGÍAS SE HALLAN EN EL 
FOCO DE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA?

“Las energías renovables más económicas son la eólica y la solar. Gracias al desarrollo industrial y tecnológico de los últimos 20 años, los costos reales de generación de ambas energías en Alemania se han reducido a unos 6 a 9 centavos de euro por kilovatio-hora. El costo es aproximadamente el mismo que el de la energía generada por las centrales carboeléctricas y de gas más modernas. Y bastante menor que el de la energía de centrales atómicas. En el foco de la transición energética se hallan por lo tanto el viento y el sol.”

3. ¿PUEDE UN PAÍS INDUSTRIALIZADO 
COMO ALEMANIA CONFIAR EXCLUSIVAMENTE EN EL SOL Y EL VIENTO COMO FUENTES DE ENERGÍA? ¿O DEBE CON­‑
TARSE CON CORTES DE ELECTRICIDAD?

“Alemania tiene la menor tasa de apagones de Europa y eso no debe cambiar. Por ello se necesitan ineludiblemente tecnologías de aseguramiento energético que provean electricidad en los momentos en que no haya suficiente viento ni sol. En las próximas décadas serán en un principio centrales carboeléctricas y de gas. Generarán electricidad flexiblemente, es decir, cuando la demanda sea mayor que el abastecimiento de electricidad de fuentes renovables. En el futuro, sin embargo, esas funciones serán asumidas también por otras fuentes de energía renovable (hidráulica, biomasa, geotermia) y sistemas de almacenamiento de energía.”

4. LAS ENERGÍAS EÓLICA Y SOLAR A MENUDO NO SE CONSUMEN ALLÍ DONDE SON PRODUCIDAS. ¿QUÉ 
SOLUCIONES TECNOLÓGICAS EXISTEN PARA SOLUCIONAR ESE PROBLEMA?

“Las redes eléctricas existentes son robustas y pueden transportar ya hoy mucha energía renovable en forma económica. En algunas partes de Alemania, las energías eólica y solar representan hoy ya el 40 por ciento del total de energía y las redes no han debido ser muy reforzadas. Las redes eléctricas existentes no son por lo tanto un obstáculo para seguir expandiendo las energías renovables. A mediano plazo, sin embargo, necesitaremos nuevas redes de alto rendimiento que lleven la energía eólica de las costas del Mar del Norte a lugares con menos viento. Una segunda opción es construir instalaciones eólicas y solares allí donde más electricidad se consume. Los potenciales aprovechables para ello son grandes.”

5. ¿CÓMO PUEDE ALEMANIA DISIPAR LAS DUDAS QUE TIENEN ALGUNOS 
PAÍSES VECINOS EN RELACIÓN CON 
LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA?

“La transición energética es la respuesta a dos desafíos: por un lado, los recursos fósiles, tales como el carbón, el petróleo y el gas, son cada vez más escasos; por otro, el cambio climático amenaza a nuestras sociedades. Las energías renovables son la solución tecnológica a ambos problemas, además de poder generarse en forma local y económica. El cambio hacia una economía de bajo carbono, que hemos aprobado en Europa, pasa necesariamente por un aumento de las energías renovables, porque son más económicas que nuevas centrales atómicas o carboeléctricas con captura de carbono. Lo decisivo es ahora que Alemania mantenga un diálogo con sus vecinos sobre cuál es la mejor forma de integrar las instalaciones eólicas y solares en el sistema energético.”

6. ¿QUÉ INCENTIVOS DEBE CREAR EL GOBIERNO PARA IMPLEMENTAR LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA Y REGULAR RAZONABLEMENTE EL MERCADO DE ELECTRICIDAD?

“La Ley de Energías Renovables (EEG) desató en el año 2000 una competencia entre tecnologías. Las ganadoras de esa competencia son las energías eólica y solar. En la segunda fase, que comienza ahora, el objetivo es desarrollar sobre la base de las energías renovables un sistema energético seguro y económico. Eso significa que el fomento debe centrarse ahora en las instalaciones eólicas y solares. Simultáneamente, las bases legales del mercado de la electricidad deben ser reestructuradas de tal forma que tanto las centrales carboeléctricas y de gas como la demanda y el almacenaje de electricidad puedan reaccionar flexiblemente a la generación de energía eólica y solar, asegurando así en conjunto el abastecimiento.”

7. ALEMANIA ES UNO DE LOS PAÍSES LÍDERES EN TECNOLOGÍA AMBIENTAL. ¿SE ESTÁ TRANSFORMANDO LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA EN UN IMPULSO A LA INNOVACIÓN?

“La transición energética es un proyecto de gran potencial para la industria alemana, pues el mercado mundial de las energías renovables crece sin cesar. Si las energías eólica y solar son ya en Alemania tan económicas como la energía generada por las nuevas centrales carboeléctricas y de gas, cuán económicas pueden ser en muchas partes del mundo en las que el sol y el viento están a disposición en mayores cantidades. La transición energética genera numerosas innovaciones que gozarán de gran demanda en todo el mundo en los próximos años, no solo en el sector energético, sino también en la técnica de la información y comunicación y las tecnologías de los materiales.”

8. LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA ES UN PROYECTO DE MILES DE MILLONES. ¿CÓMO PUEDE SER FINANCIADA A PRECIOS RAZONABLES PARA EL CONSUMIDOR? ¿QUÉ RELACIÓN EXISTE ENTRE COSTOS Y BENEFICIOS?

“Alemania importa anualmente carbón, petróleo y gas por valor de 80.000 millones de euros. Ese importe será sustituido en los próximos años por creación de valor local en el área de las energías renovables, con los consecuentes positivos efectos de crecimiento y empleo. El balance de costos y beneficios es en ese sentido positivo. A corto plazo, la transición energética hará necesarias mayores inversiones y generará mayores costos 
para los consumidores. Como la energía representa solo el tres por ciento de los gastos de los hogares privados, ese mayores costos, no obstante, son una carga soportable.”

9. UNA REDUCCIÓN DEL CONSUMO DE ELECTRICIDAD ES LO MÁS SOSTENIBLE. ¿QUÉ PAPEL DESEMPEÑA LA EFICIENCIA EN LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA?

“La eficiencia energética es el segundo pilar de la transición energética, junto con la expansión de las energías renovables. Cada kilovatio-hora de corriente que no sea consumido ahorra recursos fósiles y la construcción de nuevas centrales y redes eléctricas. Por ello es importante aumentar la eficiencia. El consumo de electricidad en Alemania disminuye ligeramente desde 2007. La senda es, sin embargo, aún larga 
para poder alcanzar una reducción del 10 por ciento hasta el año 2020, tal como está formulado en el plan energético. En esa área debe hacerse aún mucho más.”

10. ¿QUÉ PAPEL DESEMPEÑA EL 
ABANDONO DE LA ENERGÍA NUCLEAR?

“A menudo, la transición energética es vista como una reacción de Alemania a la catástrofe nuclear de Fukushima en 2011. En realidad comenzó mucho antes: el fomento de las energías renovables empezó en Alemania ya en 1990. En el 2000 se promulgó luego la Ley de Energías Renovables. Ese mismo año, el Gobierno acordó con las empresas del sector el abandono de la energía atómica hasta el año 2022. Las decisiones del Gobierno de Merkel en 2011 se hallan por lo tanto engarzadas en una larga tradición de transformación del abastecimiento energético, de abandono del carbón, el petróleo, el gas y la 
energía nuclear y promoción de las fuentes de energía renovables, tales como el viento, el sol, la energía hidráulica, la biomasa y la geotermia.”