“El cambio climático es la prueba de fuego”

John Kirton está al frente de un singular grupo de investigación del G-20. El equipo dirigido por este profesor de la Universidad de Toronto analiza las fortalezas y debilidades del G-20.

dpa - John Kirton, G7 summit Ise-Shima 2016

Profesor Kirton, ¿cómo surgió el Grupo de Investigación del G-20?

En junio de 1988 Canadá fue anfitrión de la cumbre del G7, que se celebró, en parte, en la Universidad de Toronto. Ese fue, en nuestra opinión, un buen momento para comenzar la investigación sobre el G7 y desarrollar un programa de formación acorde. Mis estudiantes en Toronto estaban muy interesados, incluso en viajar a la cumbre del G7 en París en 1989. Poco después del final de la Guerra Fría, esta cumbre fue histórica. Más tarde seguimos de cerca las otras cumbres y acompañamos el surgimiento del G-20 desde el principio, desde la reunión de los ministros de Finanzas del G-20 y gobernadores de bancos centrales en Berlín en 1999. De cara a los respectivos temas y miembros, el objetivo del Grupo de Investigación del G7 y del G-20 es servir como fuente independiente de información y análisis líder a escala mundial. Resalto la palabra "independiente". Con nuestros Compliance-Reports decimos a los poderosos de todo el mundo si sus Gobiernos han cumplido o no sus obligaciones asumidas en cumbres anteriores.

John Kirton

¿Qué tan exitoso es el G-20?

Con su reacción a la crisis financiera mundial, el G-20 hizo un muy buen trabajo y también evitó que la crisis financiera europea se extendiera por todo el mundo. En cuanto a la estabilidad financiera, el G-20 ha cumplido su tarea. La segunda labor importante del G-20 es lograr que la globalización sea de beneficio para todos, no solo del uno por ciento de la población mundial, sino también de los más pobres. La estabilidad financiera sirve al bien común global, pero el G-20 podría hacer más por los trabajadores, la clase media y los realmente pobres. El G-20 ha tenido aciertos en la consecución de las metas de desarrollo del milenio y los objetivos para el desarrollo sostenible de las Naciones Unidas. Pero no hay que olvidar que todavía hay demasiadas personas marginalizadas, amenazadas por el cambio climático o la inanición.

¿Qué espera usted de la cumbre del G-20 en Hamburgo?

Las negociaciones sobre el cambio climático serán la prueba de fuego. La canciller alemana Angela Merkel y los otros jefes de Estado y de Gobierno deben, sobre todo, aportar fondos para la lucha contra el cambio climático. Pero los líderes del G-20 deben cumplir además con su obligación de terminar con la extracción de combustibles fósiles. Y también combatir las desigualdades de género. Existen claras señales de que, cuanto mayor sea la igualdad de género, mejores serán las decisiones también acerca del control el clima. En Hamburgo son altas las expectativas en relación con Angela de Merkel, que ha puesto el cambio climático como tema prioritario ya en la cumbre del G8 en Heiligendamm en 2007 y en la cumbre del G7 en el castillo de Elmau en 2015. Pero Angela de Merkel tiene la credibilidad personal y la confianza para afrontar estos retos.

"El facilitador de Merkel": Retrato del "sherpa" de la cumbre: Lars-Hendrik Röller

© www.deutschland.de