“HOPES puede ser un modelo a imitar”

Asesoramiento, cursos de idiomas y becas permiten a refugiados en Oriente Medio acceder de nuevo a educación

Más de cinco millones de personas han huido en los últimos cinco años de la guerra civil en Siria, en su mayor parte menores de 35 años. Mientras que antes de la guerra uno de cada 
cinco sirios de entre 18 a 24 años estudiaba en la universidad, este porcentaje ha bajado al 5 por ciento. El programa HOPES, lanzado en abril de 2016 (“Higher and Further Education Opportunities and Perspectives for Syrians”) fomenta los estudios de refugiados sirios en países vecinos: Jordania, Líbano, Irak, Turquía y Egipto.

El Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) dirige el proyecto con sus socios British Council, Campus France y EP-Nuffic de Holanda. Varios miles de sirios reciben servicios de asesoramiento y cursos de idiomas, y 300 de ellos acceden a becas. Hasta 2019 se han presupuestado doce millones de euros del fondo de la UE para Siria (“Madad Fund”). “HOPES puede contribuir a la reconstrucción de Siria y aumentar la aceptación de refugiados en países vecinos”, resalta Carsten Walbiner de DAAD, director del programa.

www.daad.de/der-daad/fluechtlinge