Premios de Derechos Humanos “César”

Un fotógrafo sirio y sus ayudantes sacaron del país, poniendo en peligro sus propias vidas, fotos que prueban drásticamente torturas, dolor y muerte. 

Memorial “Calle de los Derechos Humanos”, en Núremberg
Memorial “Calle de los Derechos Humanos”, en Núremberg dpa

Alemania. Sus imágenes documentan asesinatos “a escala industrial”, como los calificó un ex fiscal jefe de las Naciones Unidas. Bajo el pseudónimo “César”, un exfotógrafo militar sirio sacó ocultamente de Siria más de 50.000 fotos. Más de la mitad muestran seres humanos muertos en cárceles sirias por tortura, ejecuciones, enfermedades, desnutrición o maltratos. Por esa valiente acción, a “César” y sus ayudantes les fue entregado el 24 de septiembre el Premio Internacional de Derechos Humanos de Núremberg 2017.

A “'César' y sus colegas los impulsó el deseo de que los crímenes de lesa humanidad documentados no queden impunes. Para ello asumieron grandes riesgos”, se lee en la fundamentación del jurado. “Con la concesión del Premio Internacional de Derechos Humanos de Núremberg al grupo 'César', el jurado quiere retomar la historia de Núremberg como cuna del derecho penal internacional moderno”.

Nunca antes vi nada así

“César”, fotógrafo militar sirio

Luego del comienzo de la guerra civil en Siria, en 2011, la tarea de “César” era fotografiar los cadáveres de soldados sirios y opositores y archivar sistemáticamente las imágenes. Un trabajo que se transformó crecientemente en una pesada carga. “Nunca antes vi nada así”, dijo más adelante en una entrevista con la periodista francesa Garance Le Caisne, a cuya perseverancia se debe en gran parte que las fotos de “César” llegaran hasta la opinión pública.

El valor de actuar

“César” decidió no continuar documentando silenciosamente, sino actuar: durante años copió ocultamente sus fotos en memorias USB, sacándolas del país con ayuda de amigos, bajo riesgo de muerte.

Las fotos de “César” fueron publicadas en Internet en enero de 2014 y calificadas como “confiables” por una comisión investigadora conformada por ex fiscales jefes de tribunales penales internacionales. “César” huyó de Siria y vive actualmente, como él dice, en Europa.

Como su vida aún corre peligro, el fotógrafo no pudo acudir a la ceremonia de entrega del premio en la Ópera de Núremberg. En representación suya lo recogió Garance Le Caisne.

Garance Le Caisne
Stadt Nürnberg/Christine Dierenbach
Símbolo de la paz

El Premio Internacional de Derechos Humanos de Núremberg es una respuesta de la ciudad a las “leyes de la raza” nazis promulgadas allí en 1935. Para los iniciadores, el premio “es un símbolo de que de Núremberg nunca más deben partir otras señales que de paz, reconciliación, entendimiento y respeto de los derechos humanos”. El premio está dotado con 15.000 euros y es concedido cada dos años a personas o grupos que “defendieron o defienden los derechos humanos en forma ejemplar y con gran riesgo personal”.

Premio Internacional de Derechos Humanos de Núremberg: lista de premiados

© www.deutschland.de